Un año más que se va, siempre con la esperanza de que el año por venir sea siempre mejor. Editorial Uneabasto, Diciembre 30, 2014.

Sin lugar a duda estas fechas decembrinas son las más esperadas y favoritas de muchos; la esencia de la paz, niños riendo por doquier, las reuniones familiares, la cena de fin de año y sobre todo, los propósitos de cada uno de nosotros para el año que comienza.

Estos propósitos son la muestra de la esperanza que nunca se debe de perder en todo ser humano.

México ha atravesado un año difícil, los acontecimientos de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, las muertes de la guerra contra el narcotráfico, la inseguridad que sufrimos y que no nos deja en vivir en paz; por otro lado los temas políticos y económicos como con los que estamos cerrando este 2014, la baja en el precio por barril del petróleo, el dólar americano a la alza, el panorama de una recesión mundial en los próximos dos años, etc., etc.

Es imposible creer que estos problemas van a dejar de existir de la noche a la mañana, que al iniciar un nuevo año ya no escucharemos más de estos acontecimientos, pero lo que sí es cierto, es que en nosotros está el cambio.

Ese cambio tan anhelado que tenemos todos los mexicanos por tener un mejor país, un país en el que no exista la impunidad, en el que nuestros hijos tengan un futuro prometedor y en el que sus padres tengan confianza cuando salen a la calle, en el que "los malos" de verdad sean castigados y en el que los buenos sean ejemplo para los que vienen.

El cambio es posible, no es inmediato, pero sí está al alcance de todos nosotros. Es importante inculcar en nuestros niños el respeto por los demás y por ellos mismos, la preparación profesional, la lectura, el amor y el respeto por la naturaleza, por los seres vivos, por todo su entorno, el conocimiento de nuestra historia, de nuestras leyes; para ser más precisos: El sentido común.

Este nuevo año que comienza, queremos desear a todos nuestros amigos, clientes, radio escuchas y al pueblo de México en general, un país del cual el día de mañana estemos orgullosos, pero en el que todos trabajemos para que esto suceda, sin flaquear, sin darnos por vencidos. Somos más los buenos, los honestos, los que creemos en la familia, en Dios, en el trabajo; así que este llamado es para todos ustedes, para los buenos; veamos lo positivo que aún tiene nuestro México querido, nuestra sociedad y mejoremos nuestras virtudes.

Todo el equipo que conforma Uneabasto y todos sus medios, les deseamos un extraordinario 2015 lleno de virtudes, de armonía, de trabajo y de abundancia.

Feliz 2015!

Por: Editorial Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXIV

Regresar a home-page