El Abc de su negocio. Consejos básicos para detallistas y bodegueros de la central de abastos de iztapalapa.- Agosto 31, 2011.

En el artículo anterior vimos la manera de sacarle mejor provecho a mi dinero (excedente de capital) invirtiéndolo en instrumentos financieros (Fondos de inversión, en la Bolsa, pagarés bancarios…), sin embargo existe una mejor forma de hacer rendir mi dinero, y ésta es invertir directamente en mi negocio.

La inversión en mi negocio puede darse en distintas áreas, puedo invertir para tener mejores empleados, mejores equipos, más locales, ampliar mi gama de productos o mejorar su calidad, entre muchas otras. Tocaremos algunas de las principales áreas del negocio donde hemos observado que las inversiones tienen muy buen rendimiento.


Comenzaremos analizando el principal insumo de cualquier negocio: las personas. -clientes, proveedores e inversionistas- finalmente tendrán contacto con personas dentro de mi negocio, sean de ventas, administración, compras, etc.


Es a través de las personas que trabajan en mi negocio (incluido yo mismo) que puedo operarlo… sin personas no pasa nada.


Invertir en personas puede dividirse principalmente en traer personal nuevo, mejorar las habilidades del personal que tengo actualmente y conseguir que se queden conmigo mis mejores empleados.


La inversión en personal nuevo puede deberse a la expansión de mi negocio, a la necesidad de contar con un especialista en un área o a la reposición de personal que haya abandonado la empresa. Lo más recomendable es hacer un resumen de las actividades, funciones y objetivos generales que tendrá el puesto y con base en esto deducir los conocimientos, habilidades, experiencia y características personales que requiero de la persona que vaya a contratar.


Mejorar las habilidades de mi personal implica capacitarlo en áreas técnicas y humanas (mi negocio será tan bueno como su gente).


La inversión en mejorar las habilidades de mi personal (y las mías) deberá siempre ser asesorada por un experto que me ayude a determinar qué es más conveniente para mejorar los resultados (utilidades) de mi empresa.


Capacitar a mi personal en servicio al cliente, ventas, calidad, etc. me ayudará a vender más, reducir gastos, diferenciarme de la competencia
, reducir costos, evitar accidentes y pérdidas y a aumentar la productividad de mi personal.


A veces parece difícil medir en pesos el beneficio de capacitar a mi personal, pero en realidad no es tan difícil, por ejemplo, si tengo diez vendedores que me dan una utilidad anual de $500,000 pesos cada uno ($5,000,000 en total) y con un curso de ventas dónde aprendan a organizarse mejor (y ver así a más clientes en un día, digamos un 7% más de clientes), a conseguir nuevos clientes (digamos 2% más) y a conseguir que los clientes que tengo compren más (digamos un 1% más) con el curso gano el 10% más de las ventas de mis vendedores, entonces el curso me da a ganar $500,000.


Si por capacitar a mis diez vendedores me cobran, digamos $50,000 consigo entonces una ganacia de $450,000 ($500,000 - 50,000). Si los $50,000 que invertí en capacitar a mi personal los hubiera invertido en un fondo al 15% tendría en el mismo año $57,000 ($50,000 X 1.15).


Comparando los $450,000 que gano por capacitar a mis vendedores contra los $57,000 que ganaría con un fondo de inversión tengo que la ganancia por capacitar a mis vendedores es nueve veces (900%) la de invertir en un fondo. Definitivamente me rinde más invertir en capacitación que en un fondo, ¡Incluso si tuviera que capacitar a mis vendedores cada seis meses!


Conseguir que se queden conmigo mis mejores empleados es importante para el crecimiento de mi empresa, pues ellos cuentan con experiencia y habrán desarrollado habilidades que serán valiosas para mí y difíciles de transmitir a alguien nuevo.

Conseguir que mis empleados se queden conmigo implica que los conozca lo suficiente para que pueda ofrecerles beneficios que sean importantes para ellos, aparte del sueldo, como horarios flexibles para madres trabajadoras, vacaciones, becas, oportunidad de tener mayor responsabilidad o reconocimiento adecuado por sus logros. Todo esto implica invertir tiempo en conocerlos y en entender que quieren realmente. Ésta en el largo plazo es una buena inversión.


Invertir en nuevos equipos o en mejorar los que tengo puede ayudarme a reducir los costos, reduciendo los tiempos, desperdicios, o errores y a poder ofrecer un producto con mejor imagen. Cuando se invierte en equipos siempre hay que tomar en cuenta tres aspectos: La inversión para arrancar el equipo, la inversión necesaria para que funcione (incluyendo el mantenimiento, la luz, agua, etc.) y el tiempo de vida óptimo que tiene el equipo.


Tomando en cuenta lo anterior tengo que comparar la inversión total contra el beneficio económico, así puedo evaluar si realmente vale la pena la inversión.
Digamos que un equipo cuesta $1,000,000 pesos, su mantenimiento cuesta $1,000 al mes y cuando me lo vendieron me garantizaron que su óptimo desempeño duraría 3 años si le doy mantenimiento mensual; el costo adicional de luz será de $500, el área que ocupará en mi negocio equivale a $2,000 de renta (esto puede ser la utilidad que tendría si ése espacio lo destinara a otra cosa) y necesito a un operador que cobra $4,500 al mes.


Al final tengo que debo invertir $8,000 ($1,000+ $500+ $2,000+ $4,500) mensuales. Si tendré ingresos adicionales por $50,000 al mes
, tengo que $50,000 - $8,000 me quedan $42,000 al mes y $504,000 al año ($42,000 X 12).


Si invirtiera mi $1,000,000 en un fondo con un interés del 15% anual, durante 5 años tendría al final $1,520,875 pesos ($1,000,000 X 1.15 = $1,150,000 (año 1) X 1.15 = $1,322,500 (año 2) X 1.15 = $1,520,875 (año 3).


Ahora supongamos que los $504,000 que gano con la máquina en un año los ahorro, también al 15%, tendría así el segundo año $579,600 ($504,000 X 1.15), más los $264,000 ganados ése año tendría $1,083,600 ($579,600 + 504,000), si sigo invirtiendo mis $1,083,600 al 15% tendría el tercer año $1,246,140 ($1,083,600 X 1.15) más los $504,000 ganados ése año tendría $1,750,140 ($1,246,140 + 504,000). Si comparo mis $1,750,140 que ganaría con la máquina contra los $1,520,875 que obtendría por invertirlo en un fondo tengo que me conviene más invertir en la máquina que me da 15% más rendimiento que la inversión en un fondo ($1,750,140/$1,520,875=15%).

Éstos son ejemplos de inversiones que puedo hacer en mi negocio que me redituarán más que invertir en instrumentos financieros. Cabe señalar que cada inversión se debe de evaluar de manera independiente para poder decidir invertir en ella o no.

Por: Editorial Uneabasto.com Todos los Derechos Reservados

Regresar a home-page