El consumo de pescado en México.- Octubre 11, 2011.

En México de poco nos sirve disponer de más de 11 kilómetros de litorales, de 2 millones de hectáreas de aguas interiores y de algo más de 2 millones de kilómetros cuadrados en la Zona Económica Exclusiva y estar vinculados al Océano Pacífico, al Golfo de México y al Mar Caribe, así como producir especies pesqueras en cantidades que ya rebasan el millón de toneladas anuales, si el consumo per cápita promedio directo se conserva escasamente en 9 kilos, cuando hay países, como Japón, con un nivel de consumo de más de 40 kilos por persona.

En México, el consumo de pescado es MUY bajo: poco más de nueve kilos por persona al año, aunque esta cantidad es naturalmente mayor en las regiones costeras. Es una lástima, porque el pescado tiene muchas ventajas: gran cantidad de proteínas, una cantidad proporcional menor de grasas y una digestión más fácil. Es importante que consuma pescado una vez por semana. Algunos son grasosos: el atún, el arenque, la sardina, la macarela. Otros son magros: el huachinango o el robalo. El pescado de agua salada es más nutritivo que el de agua dulce. Al comprarlo, cuide que este bien fresco: los ojos y las escamas brillantes y vivos, agallas de un rojo tierno y olor suave, y si lo compra en filetes la carne debe de estar firme.

NUTRIENTES.-

Proteínas; la proteína del pescado contiene poco tejido conjuntivo (a veces ninguno) por lo que es fácilmente digerida y asimilada por el organismo. Esto la hace particularmente valiosa en la alimentación del niño y del convaleciente. El contenido de proteínas del pescado es muy rico. A continuación se muestra una tabla con la cantidad de proteínas por cada kilo de carne de cada especie o alimento.

Vitaminas; los alimentos proteínicos contienen también vitaminas y minerales. El pescado contiene cantidades útiles de vitaminas del complejo B, incluyendo tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6 y B12 así como el indispensable ácido pantoténico, elementos vitales para conservar los tejidos nerviosos y la eficiencia de los procesos de transformación de los alimentos en energía.

Minerales; estos son esenciales, sobre todo para conservar los huesos y dientes sanos. El pescado es una magnífica fuente de calcio, fósforo, potasio, hierro, cobre, cobalto y otros. Otra ventaja, tanto en peces de agua salada como en peces de agua dulce, es su bajo contenido en sodio, lo que lo hace un alimento valioso para dietas sin sal.


Grasas;
para quienes cuidan el peso, es interesante saber que el pescado tiene un alto contenido de proteínas pero muy poca grasa, sobre todo los pescados de aguas tropicales como las nuestras, pescados casi siempre magros.


En la Nueva Viga, en Central de Abasto
, encontrarás pescados y mariscos frescos, de la mejor calidad y al mejor precio. Visítanos!

Por: Editorial Uneabasto.com Todos los Derechos Reservados

Regresar a home-page