Análisis DAFO (FODA) en tu empresa. Mayo 28, 2013.

Un análisis previo de la situación puede ahorrarte muchos disgustos a la hora de elaborar un proyecto o dirigir un negocio. La metodología DAFO es una de las herramientas que puedes utilizar para ello.

El análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) también llamado DOFA o FODA, es una metodología de estudio de la situación de una empresa o proyecto.

La matriz DAFO se basa en cuatro elementos que se pueden ordenar de dos formas distintas: aspectos externos-internos y aspectos favorables-desfavorables:

¿Cómo puede ayudarte en tu empresa?

El análisis DAFO te permite ordenar tus ideas, aprovechar los elementos favorables y estar preparado frente a las amenazas y las debilidades, trazando líneas estratégicas.

En la práctica, un DAFO favorable puede animarte a continuar con el proyecto que tienes en mente. Sin embargo, un resultado desfavorable puede hacerte ver la realidad y confirmarte lo que ya sabías: que no es viable tu idea/negocio en los términos en los que la has planteado.

No debes olvidar en ningún momento cuál es el objetivo. Será tu punto de apoyo para todo el análisis.

La metodología DAFO es una de las más utilizadas por su claridad y sencillez, pero no la única. Si vas a acometer un proyecto de grandes dimensiones, haz acopio de toda la información y conocimientos que puedas.

Para realizar un DAFO realmente útil hay que ser riguroso con el análisis y la identificación de elementos. Para orientarte, he añadido algunas preguntas que debes hacerte cuando vayas a enumerar las distintas variables.

Análisis externo

Oportunidades:

Analiza el entorno. Todas aquellas circunstancias beneficiosas que seas capaz de identificar serán consideradas oportunidades. Para ello puedes plantearte cuestiones del tipo:

  • ¿Existe un nicho de mercado que quiero ocupar?

  • ¿Se están presentando patrones sociales nuevos que me benefician?
  • ¿Ha habido algún cambio legislativo del que me puedo aprovechar?
  • ¿Ha surgido algún avance tecnológico que me es favorable?

Amenazas:

Analiza el entorno. Ahora busca aquellas circunstancias que pueden poner en peligro o dificultar el desarrollo del proyecto. Las llamaremos amenazas.

  • ¿Ha caído la demanda de productos como el que pienso lanzar?

  • ¿La situación económica actual me perjudica?

  • ¿Puede alguna de las amenazas identificadas impedir el desarrollo correcto del proyecto/negocio?

Análisis interno

Fortalezas:

Ahora analiza tu proyecto/negocio. Busca sus puntos fuertes, aquellas circunstancias que te dan ventaja y que puedes explotar. Las llamaremos fortalezas.

  • ¿Qué ventajas tengo sobre los demás?

  • ¿Qué me destaca del resto?

  • ¿Qué se me da bien?

Debilidades:

Ahora sé riguroso e identifica tus puntos débiles, aquellos que pueden poner en peligro el proyecto/negocio. Serán tus debilidades.

  • ¿Qué aspectos puedo mejorar?

  • ¿Qué debería evitar?

  • ¿Afectan mis debilidades tanto como para poner en peligro el proyecto?


Matriz Dafo

Una vez hayas identificado cada uno de los elementos, los colocas en una matriz.

Líneas estratégicas

Un análisis interno y externo no nos sirve de nada por sí mismo. Por eso trazaremos lo que llamamos líneas estratégicas; para ello, debes plantearte:

  • ¿Cómo puedo contrarrestar una debilidad?

  • ¿Cómo puedo potenciar mis fortalezas?

  • ¿Cómo puedo aprovechar las oportunidades?

  • ¿Cómo me puedo defender de una amenaza?

Línea estratégica Ofensiva: Con líneas estratégicas ofensivas vas a intentar explotar nuevas oportunidades aprovechando tus fortalezas.

Línea estratégica Defensiva: Con líneas estratégicas defensivas vas a intentar aplacar amenazas aprovechando tus fortalezas.

Línea estratégica de Supervivencia: Con líneas estratégicas de supervivencia vas a hacer frente a amenazas sin los elementos necesarios, en situación de debilidad.

Línea estratégica de Reorientación: Con líneas estratégicas de reorientación intentarás aprovechar una oportunidad en situación de debilidad.

Consejos para elaborar un análisis DAFO:

1. Comienza con una tormenta de ideas: Un brainstorming (tormenta de ideas), te permitirá sacar todo lo que tienes en mente. El DAFO te ayudará a colocarlo de forma ordenada y con las líneas estratégicas tendrás un plan de acción.

2. Sé riguroso: Depende de tu forma de ser. Hay personas que encuentran más fácil los aspectos favorables y otras que no. Debes ser implacable con las debilidades y las amenazas, no puedes omitir nada por falta de rigor.

3. Tómalo como una herramienta más: El análisis DAFO es, al fin y al cabo, un método entre muchos. Es sencillo y muy útil, pero no es una verdad absoluta. Tampoco predice el futuro, se trata de una visión del estado de tu proyecto. Si vas a emprender utiliza esta herramienta y todas las que puedas.

4. Busca otro par de ojos: Funciona bastante bien. Cuando le hayas dado tantas vueltas que no sea capaz de ver nada nuevo, deja que lo vea alguien más. Si esa persona pertenece a tu colectivo profesional o es un gestor de proyectos, mucho mejor. A veces estamos tan enamorados de nuestro proyecto que no somos capaces de ver más allá.


5. Evita taparte los tuyos: Insisto, no te enamores de tu idea tanto que te haga perder la objetividad. Por el bien del proyecto o negocio que tengas entre manos analiza con rigor y estudia tus puntos fuertes y débiles.

Por: Editorial Uneabasto.com Todos los derechos Reservados MMXIII

Regresar a home-page