Nuestra cuenta bancaria emocional de Stephen Covey. Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Diciembre 10, 2013.

Nuestra Cuenta Bancaria Emocional funciona exactamente igual que una cuenta en cualquier banco. En esta cuenta hacemos depósitos que aumentan nuestro saldo y por supuesto nos generan intereses, no como esos "regalitos" de toallas, carros, vajillas, etc. que están destinados únicamente a favorecer al Banco, nuestros intereses son verdadero placer, satisfacción y seguridad en nuestras relaciones.

También hacemos retiros cuando agredimos a otros, nos aprovechamos de ellos, o nos tornamos egocéntricos (todo para mi).
Si nos hemos cuidado de alcanzar un buen saldo con depósitos constantes, y alguno que otro depósito importante, todavía mantendremos nuestra cuenta con saldo a favor cuando hagamos una de esas ridiculeces que "no podemos evitar."

Ahora, si nuestro saldo no es suficientemente alto, o el retiro es demasiado grande, nuestra cuenta va a quedar en ROJO; pero este banco es suficientemente generoso para mantener su cuenta en rojo por un tiempo sin mandarle al abogado o quitarle la casa, pero igual usted va a pagar las consecuencias, en un momento determinado, y eventualmente será usted mismo quien tendrá que reparar el daño causado.

Cuídese de los retiros muy importantes, los que dejan una huella imposible de borrar, pero cuídese también de mantener su saldo en un estado saludable. No confíe mucho en esos grandes depósitos eventuales, no hay muchas oportunidades de hacerlos.

Trate de comprender antes de ser comprendido. Aprender a oír requiere mucha energía, mucha más que hablar o preparar su respuesta mientras su interlocutor está hablando.

Cumpla lo que promete. Cuando pierdan la confianza en usted, quizás no la recupere nunca.

No manipule. La gente es como los niñitos, ellos se dan cuenta si usted está diciendo la verdad o aprovechándose de ellos, y le pueden poner un "tache".

Sea cortés. Siempre que pueda, haga las cosas con amabilidad y dulzura. Todos tenemos nuestra vena escondida.

Ganar / Ganar: Esta es una relación que es necesario construir. Si hay perdedores, las cosas no van a funcionar.

Aclare expectativas. No deje las cosas en el aire pues la gente se hace sus propias ideas, y generalmente son diferentes a las suyas.

Sea Leal. Nadie va a creer en su buena fe si habla mal de los demás cuando están ausentes, aunque usted tenga razón.

Pida perdón. Claro, que lo mejor es no ponerse en la posición de tener que pedir excusas, pero si hizo una ridiculez, pague el precio.

Su arrogancia, petulancia u orgullo no van a mejorar la relación. A veces necesitará preparar el clima, el terreno, pero las buenas reconciliaciones son fabulosas.

Reciba retroalimentación. Hay aspectos de mucho valor que podemos aprender sobre lo que estamos haciendo. Comente sobre lo que usted debe hacer, aprender o cambiar.

No desplace su responsabilidad al otro: Como decía Deming: el 95% de las veces, la culpa va a ser suya.

Por: Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXIII

Regresar a home-page