Beltrones y el nuevo sistema político mexicano. Por: Abraham Mohamed/Revista "Candelero". Junio 21,2016. Uneabasto.com

La renuncia de Manlio Fabio Beltrones al PRI -que no a su participación en la política nacional- debe ser el principio del más grande de todos los cambios que a México le urge y que es el de estructurar un nuevo Sistema Político acorde a las actuales circunstancias que sustituya al que después de ¡87 años! aún es el que se opera y que, por razón natural, ya está envilecido manteniendo la corrupción e impunidad que han hundido a la Nación en el infortunio.

Sólo así podrá ejercerse una consolidada gobernabilidad y estabilidad nacional que permita sacar adelante todas las Reformas Estructurales diseñadas por Peña Nieto y que, precisamente por perversos intereses, no avanzan para Mover a México.

Para eso, el Presidente habrá de prescindir de cercanos colaboradores quienes por diversas razones, que pueden ser desde incompetencia hasta deslealtad, evidentemente no han cumplido con las responsabilidades que asumieron.

Todo esto que se vendrá como cascada, es consecuencia de la derrota electoral que el PRI-Gobierno de Peña Nieto, padeció el 5 de Junio por lo que Beltrones decidió presentar este 20 de Junio su renuncia ante la Comisión Política de su Partido, compuesta por Gobernadores, Coordinadores de las fracciones parlamentarias, Alcaldes, dirigentes sectoriales y de organizaciones partidistas, a quienes les dijo:

"Este año hemos sido testigos del extravío de algunas corrientes políticas que corren peligrosamente hacia extremos radicales con grupos de la derecha más conservadora que se expresan contra la libertad, contra las preferencias personales y contra las mujeres, conductas misóginas, homofóbicas y francamente fascistas".

También precisó que se encara una izquierda que empodera a la derecha y otra que se radicaliza abiertamente en contra de las Reformas que ya se habían llevado a la Constitución, pero que aún se discuten en las calles, como son la Educativa, Energética y Fiscal.

Beltrones reconoció que los votantes priistas y de otros partidos exigen mejores resultados y que se combata la corrupción y la impunidad, en lo que él está totalmente de acuerdo. Añadió que "los ciudadanos quieren que la modernidad se refleje en sus bolsillos y no están satisfechos con solamente enterarse de que vamos bien, sino que quieren sentirse bien".

Como refrendo de su lealtad al Presidente Peña Nieto, Beltrones afirmó que con Enrique Peña Nieto a la cabeza, el PRI ha enfrentado con arrojo los retos que le impone la entrada exitosa de nuestro país al Siglo XXI. "Es momento de impedir que nos muevan del histórico lugar que define el lema priista de Democracia y Justicia Social que lo ubica de Centro Progresista", dijo enfático para añadir que también es momento de remarcar diferencias con la simulación del cambio que la derecha impuso en los doce años que gobernó, "lapso vacío en que nada cambió".

Creo que movido por lo que en su fuero interno lo tiene bastante molesto, Beltrones dijo también:

"El PRI requiere establecer una relación más fluida con sus gobiernos, pues no basta el diálogo fructífero con el Presidente de la República y con los Gobernadores; el Partido en el Gobierno debe apoyar y su Gobierno debe comunicarse y comprometerse más con su Partido".

Aquí cabe hacer la precisión que, sin dar nombres, está claro que se refería a Luis Videgaray, a Aurelio Nuño y a Miguel Angel Osorio Chong que en vísperas de las elecciones urdieron lo necesario en sus áreas para que hubiese alza en la gasolina, se desatara el terrorismo fiscal, se endurecieran las acciones contra los maestros de la CNTE y se presentara la Iniciativa para llevar a la Constitución el matrimonio gay y lo peor, hacer que se mantuviera la corrupción e impunidad al solapar la no rendición de cuentas de Gobernadores deshonestos como Javier Duarte de Veracruz, César Duarte de Chihuahua, Roberto Borge de Quintana Roo y los ex, Rodrigo Medina de Nuevo León y Humberto Moreira de Coahuila así como muchos funcionarios públicos, legisladores y Alcaldes emanados de las filas del PRI.

Yo creo que si reajusta su gabinete el Presidente Peña Nieto en lo que resta del año actual, el PRI podrá llegar a las próximas elecciones del 2017 con la conformación del Sistema Político ya avanzado lo que le será útil para mantener las gubernaturas de Nayarit, Coahuila y Edomex y así fortalecer su estructura para volver a ganar la Presidencia de México en el 2018.

Ya sabremos qué pasará, y pronto, con aquellos que le echaron montón a Beltrones para sacarlo de la jugada "por la grande" y, también ya veremos en qué posición habrá de ubicarlo el Presidente Peña. Me pregunto: ¿Será Gobernación para impulsar desde ahí el nuevo Sistema Político?

Por cierto, le diré que hay versiones de que Osorio Chong pudiera completar el enroque con Beltrones al dejar Gobernación y asumir la dirigencia del PRI, aunque para la misma chamba se menciona también al ex gobernador de Querétaro y actual titular de SAGARPA, José Calzada Rovirosa.

A Luis Videgaray se le perfila para ser candidato al gobierno del Edomex y que lo releve en Hacienda, José Antonio Meade sin que por ahora se cite a nadie para asumir la SEDESOL que dejaría Meade, ni para SAGARPA que dejaría Calzada Rovirosa.

¿Y Aurelio Nuño, se preguntará usted?......ah, eso por ahora, es secreto de Estado.

Por: Abraham Mohamed/Revista "Candelero", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page