¡Cambias o cambias! Por: Alex Torres/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Junio 27, 2017. Uneabasto.com

Resistirnos a los cambios nos hace menos competentes.

Tomemos en cuenta que la historia de la humanidad se está escribiendo cada vez más rápido. Desde mediados del siglo pasado la única constante en nuestra vida son los cambios.

Los descubrimientos o inventos tienen un efecto multiplicador, originan más descubrimientos y más inventos en diferentes áreas, en todas partes del mundo.

Los teléfonos celulares, por ejemplo, dejaron de serlo para convertirse, “en menos de lo que cantó un gallo”, en teléfonos inteligentes. A su vez, éstos se modernizan en calidad, rapidez y tecnología cada cuatro meses, con múltiples aplicaciones que son de utilidad para mucha gente.

¿Hasta dónde vamos a llegar? ¡Quién sabe!, pero ojalá todo sean para bien.

A veces pienso y siento que me falta flexibilidad para aceptar cambios tan rápidos; todavía no acabo de conocer y dominar todas las utilidades de mi Smartphone cuando ya apareció un nuevo modelo. Reconozco que me resisto un poco, y a veces mucho, a algunas novedades tecnológicas y comportamientos sociales, aunque en el fondo lo que me incomoda es la rapidez con la que se están dando dichos cambios.

Reflexionando un poco, estoy convencido de que para muchos de mi edad, de los cuarentones que a veces todavía nos sentimos millennials, los cambios se están dando más rápido que nuestra capacidad para entenderlos y “digerirlos”.

Reconozco que la resistencia al cambio se vuelve un punto débil, tanto en los negocios como en la vida personal. Empresarios y profesionistas, por lo menos, tenemos que autoevaluarnos al respecto, y hacer lo necesario para evitar caer en ella.

La flexibilidad y la adaptación a los cambios son competencias muy perseguidas por clientes y empresarios, tanto a la hora de buscar nuevos productos como a la hora de contratar personal.

Por: Alex Torres/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page