Los primeros en disfrutar la cerveza. Por: George Mendez/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Junio 5, 2018. Uneabasto.com

La cerveza es el mejor producto que ha acompañado a los humanos desde hace miles de años, pues se ha encontrado en casi todas las culturas antiguas.

Claras, oscuras, en botella, en bote o de barril, con mucho cuerpo o ligera, tradicionales o artesanales, desde hace miles de años, la cerveza ha convivido amablemente con los humanos, generando alegría, compañerismo, salud y gastronomía.

Y cómo no, si muchos estamos convencidos de que una cerveza es igual o mejor que un bistec; no en vano, antiguamente, era conocida como “pan líquido”.

Hasta antes de la Revolución Industrial, su fabricación se consideraba exclusiva de las mujeres; mientras los hombres cazaban, las mujeres se dedicaban al oficio de la cocina, “donde las primeras cervezas vieron la luz”.

Algunas versiones dicen que fue creada por monjes durante la edad media, otras dicen que fueron los egipcios los creadores; lo que es cierto es que la cerveza como la conocemos, es resultado de un proceso evolutivo de fermentación y contenidos, cuyos inicios datan desde hace más de 11,000 años.

Los antropólogos han encontrado en Mesopotamia, allá donde actualmente es Irak, algunas tablillas en escritura cuneiforme, que datan del 4.000 a. de C., que testifican que ya desde entonces se producía formalmente la cerveza; en esta región lo hacían a partir del pan de cebada fermentado.

Hubo una época en que la cerveza se consumía sólo en los templos, preparada y servida por las sacerdotisas; en el Imperio Inca “las vírgenes del sol” eran las encargadas de preparar una cerveza a base de maíz.

En China y Japón, allá por el siglo II a. de C., se producía cerveza a base de arroz. Para los egipcios la cerveza tenía un origen divino.

Por: George Mendez/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXVIII

Regresar a home-page


'9