Comienza el mes más difícil de año en materia económica, la cuesta de enero. Por: Editorial Uneabasto.com. Enero 2, 2013.


Los gastos excesivos que se realizan durante el mes de diciembre, entre adornos, regalos, cena, además de uno que otro gusto, suelen dañar el bolsillo de muchos mexicanos, quienes sufrirán por la famosa y llamada "cuesta de enero", la cual se caracteriza por ser la época de mayor escasez económica.

Por otro lado, una de las principales causas de desestabilidad suelen ser las promociones ofrecidas por las famosas tiendas departamentales, quienes ofrecen todo a "meses sin intereses" dejando a los usuarios -que no saben llevar una correcta planeación de pagos- en un verdadero problema de solvencia.


La cuesta de enero comienza desde la primer semana del año nuevo, luego de los festejos en familia y las reuniones con amigos, los brindis en el trabajo y los excesivos gastos en los regalos decembrinos. Es cuando la gente se da cuenta de que ha gastado más de la cuenta y hay que pensar en una solución, obtener mayores ingresos o acudir a la opción del empeño.


"Este año sí tomé mis precauciones porque el anterior me gasté muchísimo dinero en un montón de cosas que en realidad no eran necesarias y a principios del año ya no sabía ni qué hacer para solventar mis gastos familiares, aprendí la lección porque me costó mucho estabilizar la economía familiar, por eso este año destiné una parte de mi aguinaldo como reserva para este mes y evite gastar tanto, sólo lo necesario y uno que otro gustito para mi familia, pero nada más", comentó el señor Ricardo Castro, comerciante de Central de Abastos.


Una buena manera de prevenir el desequilibrio económico, es evitar a toda costa el embarcarse con los créditos bancarios por más llamativos que se resulten ser y por supuesto, evitar comprar accesorios que NO son realmente necesarios.


"Yo nunca saco cosas en abonos y menos en estos tiempos, porque luego uno cree que será fácil pagarlos pero en realidad es difícil la mayoría de las veces, porque te ofrecen abonos muy bajos uno piensa que será fácil pagarlos pero dura años en terminar uno de pagar", comentó Gloria Saldaña, tendero y cliente de Central de Abastos.


Si ya es demasiado tarde y las deudas nos rebasan, se recomienda comenzar por pagar lo más pesado y a toda costa evitar el adquirir más deudas, que sólo aplazarán por unos días el desahogo y después se entrará en una situación más peligrosa.
Esperamos que este año sea mucho mejor en materia económica para todos los mexicanos, quienes han demostrado que con trabajo y constancia alcanzan siempre sus metas trazadas. Feliz 2013!
cta.

Por: Editorial Uneabasto.com Todos los derechos Reservados MMXIII

Regresar a home-page