La competencia nos hace ser mejores. Por: Pepe Couch/Uneabasto.com. Septiembre 6, 2016.

Cuando tenía siete años y veía jugar a mi equipo de futbol favorito, aquél al que en esa época hubiera apostado hasta mi bicicleta, siempre me emocionaba la idea de que le ganara a su contrincante del momento.

Aunque mi equipo era de los últimos de la lista de posiciones, me sentía feliz porque para mi era el mejor, y quería que le ganara a todos con los que jugara; que les metiera por lo menos 20 goles dejando a los demás en cero.

Pero mi abuelo, con quien iba a los partidos o los veía por televisión, me decía que eso no era bueno para mi equipo, ni para mi cuando yo fuera adulto y tuviera que competir con otros.

Entrenándome para cuando yo creciera, me decía ... "para empezar tú no podrás tener triunfos si no tienes contrincantes o competidores, así que empieza por aceptar eso".

Continuaba ilustrándome ... "entre mejores sean tus competidores a los que te enfrentes, tus triunfos serán mejores y lo disfrutarás más; así que cuando te enfrentes a tus contrincantes no les tengas miedo, ....".

Tuvieron que pasar 30 años para poder entender lo que me decía el sabio de mi abuelo respecto a los competidores.

En futbol, por ejemplo, todos en México nos sentíamos muy orgullosos cuando le ganábamos a Estados Unidos, aunque eso ya es historia.

Imagínate como se sintieron hace poco los chilenos al ganarle a México 7-0. Pienso que salvo a Brasil y Argentina, todos los demás países de centro y sur de América se sentirían muy felices de ganarle a México, aunque fuera 1-0.

De las cosas que estoy convencido ahora, ya de adulto, es que tener competidores del mismo peso o un poco mayor nos puede hacer más fuertes; aprenderemos mucho de ellos, aunque nos ganen. Podemos aprender sobre sus técnicas y sus estrategias, después de todo los negocios y los deportes son un juego en el que todos queremos ganar o subir puntos en la tabla de posiciones.

Por: Pepe Couch/ Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page