Compras de pánico. Cerebro reptil. Por: Juan José Ceballos. Abril 15, 2020. UneAbasto.com

Para entender nuestras actitudes más locas, se hace necesario conocer a fondo el funcionamiento de nuestro Cerebro Reptil, esto para poder controlarlo y aprovechar sus capacidades.

Ya en una edición anterior informé a ustedes acerca de la teoría de que nuestro cerebro está formado, a su vez, por tres cerebros, mismos que, a través del tiempo y como resultado de la evolución, se fueron creando uno sobre el anterior.

Igualmente, les anoté sobre las funciones de cada uno y del papel que juegan en nuestra vida.

Cerebro Reptil

Fue el primero en aparecer. Se encarga de las funciones básicas para que vivamos. Regula los aspectos más instintivos como el comer, beber, dormir; el sexo, la respiración, el ritmo cardíaco, la presión sanguínea, la temperatura corporal, la necesidad de cobijo y de protección, entre muchos otros.

“Es como un guardián de nuestra vida; el impulso por la supervivencia”.

Su función básica es actuar rápido y de manera instintiva para asegurar la supervivencia.

En él, se almacena el miedo, las fobias y otros aspectos que, en algunas ocasiones, nos llevan a comportarnos como animales salvajes.

“Está diseñado para manejar la supervivencia desde un sistema binario: huir o pelear, aceptación o rechazo”, etc.

No tiene capacidad de pensar ni de sentir; su función es la de actuar, cuando el estado del organismo así lo demanda.

“Es un cerebro funcional, territorial, responsable de conservar la vida y es capaz de cometer las mayores atrocidades ya que no mide las consecuencias ni tiene compasión”.

Se ocupa del puro presente, sin pasado y sin futuro. Es incapaz de aprender o anticipar, y es muy resistente a los cambios; sus conductas son pura impulsividad.

Cerebro Límbico o Emocional.

Tiene una función adaptativa. Se encarga de producir y generar las emociones en nuestro sistema nervioso e influye definitivamente en nuestro interés o desinterés para hacer algo, para motivarnos o recordar algo.

Cerebro Racional o Neocórtex.

El último en crearse. Se encarga del procesamiento cognitivo y de la toma de decisiones razonadas y lógicas.

¿Cuál de los tres es el más importante? Los tres son importantes, pues son complementarios, pero ante circunstancias extremas, el Reptil es el dominante.

En resumen:

• La función básica del reptiliano es actuar;

• La del límbico es sentir, emocionarse al actuar (tener motivos importantes para actuar);

• La del Neocórtex es pensar, antes o después de actuar.

Todas las personas que hicieron compras de pánico, inmediatamente que se enteraron del confinamiento necesario para combatir el Covid-19, actuaron con su Cerebro Reptil. No pensaron, “les valieron ma…” los demás; algunos hasta se peleaban, arrebatándose el papel del baño.

No es para criticarlos ¿O sí? Actuaron con miedo y necesidad de controlar su situación personal. Actuaron como si se fuera a acabar el mundo, haciendo que de verdad escasearan muchos productos y que, en algunos lugares, se encarecieran.

Sin embargo, muchos hubiéramos hecho lo mismo; de hecho, cuando muchos otros, decidimos actuar (pensantes), lo hicimos también apresuradamente, temiendo ya no encontrar productos; y así fue, ya no encontramos nada.

Por: Juan José Ceballos/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXX

Regresar a home-page