Defender la primacía de los derechos humanos sobre las ganancias de las corporaciones es decir NO al TPP. Conclusiones del primer encuentro NO al TTP (Tratado de Asociación Trans-Pacífica (TPP). Editorial: Uneabasto.com. Febrero 9, 2016.

En diversas publicaciones hemos comentado acerca de la intención de llevar a cabo un tratado comercial conocido como TTP entre 12 naciones, entre las que se encuentra México. Dicho acuerdo se encuentra aún en proceso de revisión, aunque ya fue firmado por los países involucrados.

Este tratado comercial es una amenaza para la soberanía de nuestra nación y pone en peligro a las industrias mexicanas. En el primer encuentro del NO al TTP, entre diversos organismos de los 12 socios, se llegaron a las siguientes conclusiones:

1° El proceso de negociación secreto del TTP violó nuestros derechos humanos a la información y ahora los gobiernos presionan a los congresos para que lo ratifiquen. Frente a ello, las organizaciones sociales de los países involucrados en el TTP, levantamos la voz de alerta y protestamos ante la pretensión de que aceptamos una legislación supranacional, de ha sido construida a espaldas del pueblo y según los dictados de los grandes capitalistas. Nos negamos a que se consume la violación de nuestros derechos.

2° Nuestra lucha contra el TTP no solo es justa u legitima sino es compartida por la ONU. Afirmamos que el TTP es ilegal en el derecho internacional y por tanto no debe ser avalado por los poderes legislativos.

3° El reconocimiento de los distintos derechos humanos son fruto de largas luchas de los pueblos que el derecho Internacional ha reconocido que están por encima de cualquier otro derecho y por ellos los tratados comerciales no pueden estar por encima del compromiso gubernamental de respetar y hacer cumplir la Carta de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos y todos los convenios, protocolos en la materia.

4° Mientras que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU tiene el mandato de construir un instrumento jurídico vinculante sobre las obligaciones de las corporaciones transnacionales y comerciales de respetar los derechos humanos, el TPP pretende sentar un precedente contrario a ese mandato. Mientras los mecanismos y compromisos del TPP favorables a las empresas trasnacionales son obligatorios; los capítulos sobre el Trabajo (Capítulo 19), Medio Ambiente (capítulo 20), Cooperación y Desarrollo de Capacidades (capítulo 21), Desarrollo (capítulo 23), Pequeñas y Medianas Empresas (capítulo 24) y Transparencia y Anticorrupción (capítulo 26) son en cambio voluntarios, no exigibles y no están sujetos a sanciones en caso de incumplimiento. La anomalía jurídica existente en la estructura, el contenido y la institucionalidad de tratados comerciales como el TPP, que consagra los derechos y deja en la indefensión a los pueblos es reconocida en el Informe de julio de 2015 del Experto Independiente de la ONU sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo al afirma que El Tratado Trans-Pacifico (TPP), al anteponerse a los Derechos Humanos, es incompatible con el orden público internacional y contrario a las disposiciones de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados y las buenas costumbres.

5° Reconocemos el derecho de los Pueblos indígenas y campesinas sobre los recursos genéticos y el conocimiento tradicional, en tanto que el TPP es un atentado flagrante a los derechos de los Pueblos reconocidos por el Protocolo Internacional de Derechos Económicos y Culturales (PIDESC), pues pretende legalizar el despojo, el patentado la mercantilización de la biodiversidad y bioculturalidad, los conocimientos y saberes y los derechos consuetudinarios de los pueblos originarios, ya que obliga a los gobiernos a suscribir convenios de rapiña y lucro ( como la Convención Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales de 1991, UPOV-91) en beneficio de las empresas trasnacionales y hace referencia a otros mecanismos de despojo como el Protocolo de Nagoya.

6° El TTP violenta la constitución de muchos de nuestros países al pretender que sea obligatorio no solo para el poder ejecutivo nacional que lo suscribe, sino a todos los órdenes de gobierno (estatales, municipales, de departamentos, etcétera), comprometiendo a poderes constitucionalmente autónomos y soberanos sin su consentimiento ni ratificación.

7° El mecanismo de solución de disputas en tribunales privados internacionales, parte de la columna vertebral del TTP, es injusto ya que solo las empresas extranjeras pueden demandar a los Estados y ni éstos, ni las comunidades afectadas por los efectos de sus inversiones pueden demandar a dichas empresas. Este mecanismo y las demandas millonarias que conlleva, pretenden someter a la política para que sirva al lucro de los inversionistas extranjeros, en lugar de responder al interés público, erosiona los sistemas judiciales nacionales y soberanos y saquea los ingresos públicos.

8° Bajo el disfraz de reglas de propiedad intelectual y comercial, se esconde el interés de ejercer control político social en el uso de internet, se obstaculizan los derechos digitales, lo que es abiertamente contrario a las libertades democráticas, al derecho humano a la información y a la socialización del conocimiento.

Este acuerdo busca revertir los principios y aspiraciones de apertura, innovación, propiedad común y colaboración de estas tecnologías en favor de un paradigma de control con motivos comerciales y, por tanto, políticos. Luchar contra el TPP es defender la libertad, la equidad y la justicia. "La implementación del TPP significaría un antes y un después para los usuarios de Internet y las tecnologías de la información y la comunicación en nuestros países en detrimento de sus derechos humanos de libertad de expresión, reunión, creación y privacidad.

Entre las principales amenazas a estos derechos se encuentran las medidas de remoción de contenidos en Internet que Estados Unidos busca exportar e imponer al resto de países (medidas de remoción de contenidos en internet ) bajo pretexto de protecciones a los derechos de autor, las prohibiciones a usuarios finales de modificar código informático o productos tecnológicos para sus fines y necesidades bajo penas de sanciones penales. Además, el TPP permitiría a empresas proveedoras de telecomunicaciones el poder fragmentar Internet pudiendo tener contenidos exclusivos en sus redes, decidiendo sobre los usuarios y frenando la innovación. Las protecciones a los datos personales de los usuarios también se ven vulneradas, en tanto el acuerdo impide que leyes locales impidan las transferencias internacionales de datos a países con menores protecciones. La pobre redacción de este acuerdo, da pie a distintas afectaciones a la privacidad de las comunicaciones que afectan principalmente a poblaciones vulnerables como periodistas, defensores de derechos humanos y activistas políticos poniéndoles en un estado permanente de excepción.

9° La dolorosa experiencia de Tratados de Libre Comercio anteriores, nos ha enseñado a rechazar falsas expectativas difundidas y orquestadas por nuestros gobiernos para magnificar los falsos beneficios contenidos en el TPP.

10° Las evaluaciones independientes del impacto del TPP sobre los derechos, la vida y el futuro de nuestros pueblos muestran enormes daños, como el crecimiento de la inestabilidad social y la pérdida de democracia y soberanía popular.

11° Es falso que el aumento de las exportaciones y de la inversión extranjera, se traduzcan automáticamente en más y mejores empleos, buenos salarios y respeto a los derechos laborales. Bajo el TPP aumenta lo primero pero a costa del daño a la ciudadanía.

12° Rechazamos dicho acuerdo ya que en primer lugar no incluye la definición de condiciones de trabajo digno, y todo lo que esto conlleva, con base a la definición básica de OIT: Estabilidad en el empleo, seguridad social, derechos laborales plenos y autentica representación laboral democrática para establecer un dialogo social no corporativizado y controlado por el gobierno. En segundo lugar, porque no existe una cláusula que impida el abandono de derechos laborales adquiridos y establecidos en las legislaciones laborales de los países. De este modo se permitirá que un país pueda disminuir los pisos básicos de derechos laborales, como salarios, jornada laboral y salud y seguridad para atraer comercio e inversiones. México ha sido un buen ejemplo de esta realidad ya que el control corporativo y los contratos de protección patronal constante junto con la disminución de los derechos laborales, la jornada, salud, la seguridad social, los salarios, se han usado para atraer inversiones y hacer competitivas las exportaciones.

13° Ya es un evidencia reconocida por organismos internacionales que desmantelar la agricultura campesina y familiar por una ilusión de "modernidad" agrícola trasnacional, con paquetes contaminantes y tóxicos de cultivos transgénicos, daña la biodiversidad, la vida social y comunitaria y pone en riesgo la salud y la soberanía alimentaria. La insensatez de abrir las fronteras a la libre contaminación con transgénicos es un crimen inaceptable del TPP.

14° El TTP profundizaría la dependencia alimentaria, la desigualdad, la pobreza, la malnutrición, el deterioro ambiental y la migración rural provocada por anteriores TCL y las políticas gubernamentales a favor de las grandes corporaciones agroalimentarias y del modelo de revolución verde. Así mismo, representaría una grave amenaza contra los derechos de los campesinos a intercambiar sus propias semillas y a producir sus propios alimentos.

15° Gracias al Capítulo de Propiedad Intelectual del TPP se facilita el enriquecimiento de unas cuantas empresas transnacionales farmacéuticas, pues se acrecienta su monopolio mediante la ampliación de los años de dominio de las patentes y los datos de prueba. Esto pone en riesgo y amenaza la vida de millones de desposeídos por el encarecimiento de medicamentos y equipos médicos; e impide el desarrollo autónomo del abasto de medicinas y dispositivos. Tal advertencia ha sido recogida por la propia Directora de la Organización Mundial de la Salud de la ONU.

16° El Capital 17 del TPP desnaturaliza el sentido de la empresa pública que cumple funciones socioeconómicas legitimas convirtiéndolas en empresas propiedad del gobierno que deben comportarse como las empresas privadas sometidas a la competencia y el afán de lucro y/o induce a su privatización. Con ello se busca favorecer a los monopolios e inversionistas trasnacionales y en no pocos casos apropiarse de bienes públicos. La amenaza de demandas ante tribunales supranacionales y la guillotina de las sanciones pesan sobre la soberanía nacional.

17° El TPP sirve a los intereses político-militares y económicos del gobierno estadounidense, ni al pueblo de Estado Unidos, ni a nuestros pueblos. Un objetivo de este acuerdo es contribuir a que EUA acote a China y mantenga su hegemonía, hoy en declive. Agregar un factor más a la crisis multidimensional en que se encuentra el mundo es tan irracional como proclamar la paz batiendo tambores de guerra. Peor aun cuando ello se hace socavando nuestros derechos políticos, de acceso a la nuevas tecnologías , al uso libre de internet, el derecho a la salud, los derechos laborales y en general todos los derechos humanos y de los pueblos originarios; esto conlleva efectos socio económicos negativos para la mayoría de la población, aumenta la desigualdad y la pobreza, afecta la soberanía alimentaria, destruye la biodiversidad, incluso criminaliza el uso de las semillas criollas, cuando ello se hace a costa de socavar e incluso contraponer tratados internacionales e instituciones multilaterales como la Organización Mundial del Comercio (OMC) la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI).

SINTESIS DE ACCIONES:

Todas estas razones, analizadas y consensuadas por las personas y representantes participantes en el Encuentro Internacional de Movimientos Sociales opositores al TPP nos llevan a establecer compromisos de acción conjunta para demandar a nuestros países a:

  • Rechazar la aprobación del TPP.

  • Exigirle al Ejecutivo el Texto Legal Definitivo, sin letras chiquitas y su difusión amplia entre la sociedad.

  • Propiciar una verdadera y amplia discusión democrática sobre todos los contenidos del TPP.

  • Exigir o propiciar una evaluación integral e independiente de las consecuencias políticas, económicas, sociales, ambientales y culturales del TPP.

  • Construir y echar a andar una amplia fuerza popular internacional, dispuesta a defender la dignidad de nuestros pueblos ampliando en cada uno de nuestros países el diálogo directo sobre las amenazas del TPP y consensar acciones comunes para enterrar el TPP.

  • Evaluar la realización de una Consulta Popular contra el TPP, considerando las particularidades y mecanismo existentes o disponibles en cada país.

  • Continuar y fortalecer el diálogo y la coordinación de acciones, nacionales e internacionales, con los legisladores opositores al TPP.

  • Construcción en el corto plazo una plataforma de comunicación común de organizaciones, redes y movimientos para informar, socializar y difundir materiales y acciones conjuntas.

  • Elaboración de una campaña difusión e información internacional con mensajes y consignas comunes.

  • Presionar a los Legisladores de cada país, bajo el esquema de "adopta a un legislador". Ganarse a los indecisos

  • Compartir y Socializar materiales existentes de información, difundir y/o organizar talleres de educación, contactar y propiciar la cooperación de redes que usen los medios y las tecnologías para difundir en los jóvenes y las universidades. Uso de comics para acercar los temas a las personas desinformadas. Es indispensable que en este trabajo de articulación de manera transversal se tenga una mirada de género, para evidenciar las afectaciones que se generan a las mujeres.

El 3 de febrero difundir nuestra declaración internacional de rechazo al TPP junto con una manifestación frente a la Embajada de Nueva Zelanda en protesta por la firma del TPP en Auckland.

  • Convocar a una reunión previa al Foro Regional de la FAO (que convoca a secretarios de agricultura de América Latina y el Caribe y el presidente de la FAO), que se realizará a finales de febrero en la Ciudad de México. Presentar al dicho foro, un modelo agroecológico campesino alternativo al que promueve el TTP.

  • Construir una comisión jurídica que trabaje sobre los recursos de defensa legal a nivel nacional e internacional y explore todas vías de acción judicial nacional, regional e internacional para alcanzar medidas cautelares, sesiones especiales y Opinión Consultiva sobre la amenaza de violación a los Derechos Humanos contenida en el TPP.

  • Coordinar esfuerzos de la CSI, ISP. INDUSTRIA-ALL, CSA y otros sindicatos globales en contra del TPP.

  • Promover boicots contra corporaciones que se benefician del TPP

  • Promover y apoyar una segunda reunión de legisladores opuestos al TTP a realizarse entre los meses de Marzo o Abril en Canadá.

  • Primero de mayo, integrar en la jornada el rechazo al TPP

  • Promover para junio jornada internacional contra el TPP

  • Realizar el II Encuentro Internacional de Organizaciones Sociales en oposición al TPP, en el marco del Foro Social Mundial, a realizarse en Quebec del 9 al 14 de agosto de este año. En ese marco, explorar la realización de una semana global contra el TPP.

  • Realizar el 4 de noviembre una jornada internacional de movilización contra las empresas trasnacionales y el TPP.


Aprobado en el Encuentro Internacional de Organizaciones Sociales en Oposición al Tratado de Asociación Trans-Pacífica (TTP)
Ciudad de México el 29 de Enero de 2016.

Declaración y un Programa de Acción de Parlamentarios y Movimientos Sociales en oposición al Tratado Trans-Pacifico (TTP)

Sobre la Declaración

Reunidos en Diálogo Parlamentarios y Movimientos Sociales opuestos al TPP, realizado en la Ciudad de México el día 28 de enero del presente año, compartimos con la opinión pública algunas de las principales razones por las que adoptamos una firme oposición y una decidida acción para impedir su suscripción:

1. Presentado como un modelo de tratado del Siglo XXI , el TPP fue negociado por cabilderos de las empresas transnacionales en el más absoluto secreto, a espaldas de los ciudadanos y de los parlamentarios, que son los representantes del pueblo.

2. Los Capítulos y Anexos que integran el texto del TPP contienen disposiciones contrarias y violatorias a cualquier régimen político republicano, la pretensión de concentrar las facultades legislativas y judiciales en instancias del poder ejecutivo y de tribunales supranacionales para dirimir controversias inversionista- Estado, violentan la soberanía de los Estados y de sus pueblos, pues además existe la pretensión de modificar nuestras normas y régimen jurídico nacional conforme los propósitos y exigencias del Tratado.

3. Es contrario al principio de justicia el conceder derechos a las corporaciones que son vinculatorios para los Estados, mientras al ejercicio de los derechos humanos integrales se les ubica en la condición de cumplimiento voluntario, como reiteradamente se establece en los textos del TPP, soslayando los Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos, que da primacía a los derechos humanos por encima de las ganancias corporativas.

4. Rechazamos dicho acuerdo porque atenta contra los derechos humanos laborales; salario digno, estabilidad en el empleo, educación, seguridad social, y vulnera la auténtica representación laboral democrática para establecer un dialogo social. Asimismo, agudiza la concentración de la riqueza, generando más pobreza, precarización del trabajo, desempleo y desigualdad social. Además de violentar las relaciones laborales nacionales e internacionales.

5. Como efectos inmediatos del TPP estará el inminente y grave deterioro de la salud de la población por la extensión de protección de los datos de los medicamentos, lo que tendrá como consecuencia que en los 12 países miembros los medicamentos biológicos genéricos (de más bajo costo) demoren 8 años en estar disponibles para la población, lo que implica encarecer el acceso a la salud.

6. El TPP en general favorece la privatización de los servicios públicos a que tienen derechos los ciudadanos, a fin de favorecer los intereses comerciales.
7. El TPP mantiene el modelo subdesarrollado de economías, pues establecer reglas y normas de política pública que impedirán cambios en la productividad de las naciones, especialmente para aquellas dependientes de las materias primas y de modelos primario exportador.

8. El TPP profundizará la dependencia alimentaria, la desigualdad, la pobreza, la malnutrición, el deterioro ambiental y la migración rural provocada desde antes por el TLCAN y las políticas gubernamentales a favor de las grandes corporaciones agroalimentarias y del modelo de la revolución verde. Representará una grave amenaza contra los derechos campesinos a intercambiar sus propias semillas y producir sus propios alimentos.

9. Una vez firmado el TPP, los Parlamentos no modificar sus textos y términos, pues para su ratificación, última etapa antes de que sea adoptado, los legisladores no pueden modificar una coma del texto , limitándose a su aprobación o rechazo y tampoco podrá legislar leyes nacionales contrarias a los términos del Tratado.

10. Declaramos que la firma del TPP, el próximo 4 de febrero en Auckland, Nueva Zelanda, será en contra de la voluntad de los pueblos.

Sobre el Programa de Acción:

Recogiendo los análisis y propuestas del Diálogo entre Legisladores y Movimientos Sociales opuestos al TPP, se proponen las siguientes acciones:

1. Campaña de difusión: nos comprometemos a desarrollar una campaña de difusión y alianza entre legisladores y movimientos sociales y civiles y ciudadanos en general de cada uno de nuestros países sobre la amenaza a la democracia y a la soberanía y de rechazo a su firma y, en su caso, su ratificación.

2. Recursos jurídicos nacionales: nos comprometemos a buscar de manera conjunta y coordinada la posibilidad de que en cada país presentemos la demanda de Controversia Constitucional a las disposiciones del TPP.

3. Recursos de derechos internacional: nos comprometemos a explorar la realización de acciones ante la CIDH, para obtener su opinión sobre si el TPP es violatorio o no, de normas de Derechos Humanos y de otras normas internacionales y, en su caso, solicitar medidas cautelares ante dichas violaciones. En materia de los derechos laborales, solicitaremos consulta ante organismos de la Naciones Unidas para su debida protección.

4. Consulta ciudadana y popular: nos comprometemos a realizar procesos de consulta popular y ciudadana en cada uno de los países involucrados, con contenidos mínimos que garanticen transparencia de los procesos y de la presentación de los resultados obtenidos.

5. Sobre las acciones seguidas en Estados Unidos: reconocemos la valerosa conducta y decisiva acción de los Legisladores de Estados Unidos, sensibles a las voces de protesta de muy amplios sectores y organizaciones sociales, y por consecuencia opositores a la ratificación del TPP. En consecuencia, alentamos unir esfuerzos hemisféricos e internacionales para denunciar la amenaza del TPP y exigir su entierro definitivo.

6. Sobre las acciones seguidas en Canadá: recogemos con beneplácito la propuesta de legisladores progresistas de Canadá, opuestos al TPP, para realizar en Canadá en los meses venideros un nuevo y renovado Diálogo de Parlamentarios con Movimientos Sociales opositores y alternativos al TPP.

7. Acciones de movilización: Convocamos a todos los movimientos sociales, civiles y ciudadanos en general de los países involucrados a movilizarse para detener la aprobación del TPP. Las medidas de acción y movilización se iniciarán el día de la firma del TPP en Auckland, Nueva Zelanda.

Por: Editorial Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page