"Seis Errores Comunes en la Determinación de Costos Industriales". Por: Adán Rivera Araiza/Kugel. Junio 16, 2015.

El precio de los productos siempre ha sido un factor de competencia en los mercados y aunque el costo de un producto no determina su precio de venta, si es cierto que el precio de venta estará limitado por el costo y es en este punto donde la competitividad se manifiesta.

Muchas veces hemos perdido ventas cuando ya no podemos lograr un precio de venta atractivo, cuando el precio ya se acerca mucho al costo y nos impide tener un margen de ganancias, pero aquí veremos un enfoque marginal que toma en cuenta el apalancamiento operativo y que nos permitirá ampliar nuestro margen de maniobra relativo al precio.

Como financieros, ¿Qué tan seguros estamos de nuestro proceso de costeo?

El costeo de productos es uno de los procesos más importantes que una empresa pueda tener y es también al que menos se le invierte tiempo o creatividad evitando generar modelos de costeo bien definidos. La principal razón de esto es que es complejo visualizar todos los factores que intervienen en el costo de un producto y cómo actúan dinámicamente. Un estudio a fondo de la infraestructura productiva y/o de distribución son el punto de partida de un buen sistema de costos.
Un análisis de los diferentes procesos de costeo que se practican en las empresas en las que he colaborado, me ha permitido identificar seis errores frecuentes que se cometen en el costeo de productos. A continuación las describo.

1.- Linealidad.

"Existe una preferencia en el uso de índices que son determinados en un momento dado y que se espera que se comporten de igual manera bajo diferentes condiciones".

Frecuentemente he visto el uso de números índices (como proporciones o porcentajes) en los cálculos de costos. El uso de estos factores es una simplificación práctica pero que rara vez es cierta en todas las condiciones
Supongamos el siguiente esquema de costeo de un producto, bajo los supuestos de que sólo tenemos una línea de producción y un solo producto.

Imaginemos ahora que tenemos una propuesta de vender 100,000 piezas adicionales y estamos compitiendo por conseguir el pedido. Nuestra lógica nos indica que si el costo por unidad es de $10.00 entonces no podemos vender a un precio menor que este.

La competencia a fin de comprar mercado decide dar un precio de $9.90
sin importarle sus costos, ya que lo que quieren ellos es atraer volumen de producción y como no conocemos su infraestructura es posible que puedan darlo sin perder dinero.

Dado que este precio de venta es menor a nuestro costo la empresa decide que no vamos a trabajar para perder diez centavos en cada unidad.

Si dejamos que este pedido se lo lleve la competencia estaremos perdiendo mercado. De esta manera estamos interesados en replantear nuestros cálculos de costos y refiriéndonos al estado de resultados vemos el siguiente esquema en el que igualamos el precio de la competencia.

Lo anterior es cierto mientras no lleguemos a nuestra capacidad de producción. A este efecto se le conoce bien como "Apalancamiento Operativo" y la existencia de este efecto es el mejor ejemplo de que los índices no se mueven en una línea recta o que sean proporciones fijas a cualquier nivel de actividad.

Tome en cuenta que cualquier cotización de un nuevo producto o un nuevo proyecto debe hacerse en base a lo que ya está produciendo en ese momento. Esto modificará mucho el costo evaluado y podrá ser más competitivo.

2.- Independencia.

"Se cree que los productos son independientes y por lo tanto las decisiones sobre un producto no afectan a los otros".

Supongamos ahora que tenemos un producto que no es rentable y se toma la decisión de eliminarlo. Entonces la parte de los gastos que absorbe este producto se distribuirá entre los otros producto encareciéndolos y obteniendo así una disminución en la utilidad total de la empresa. Hay una dependencia entre el costo total absorbido del producto que se quiere eliminar, el diferencial entre el costo y el precio de venta y el volumen de los otros productos que permanecerán y se puede calcular de manera precisa si la eliminación del producto será benéfica o no. Muchos de los productos gancho que llegan a ser subsidiados absorben una buena parte de los gastos indirectos y cuando se eliminan, el problema se agrava.

Cuando eliminamos al producto 3 sin tener ningún sustituto, nuestras utilidades se mueven a ($10-12.31)*1000 + ($7-7.69)*1000 = -$3000.00, teniendo una pérdida. Este ejemplo es bastante frecuente en la vida real.

El análisis del costo de un producto en particular y las decisiones sobre él, siempre afectara el desempeño financiero de los otros productos.

3.- Base de Prorrateo.

"Evaluamos costos de productos en unidades que no nos permiten tener en cuenta la eficiencia de nuestros procesos y con esto creamos productos subsidiados".

La falta de una base de prorrateo consistente y que tome en cuenta la productividad de los procesos lleva también a generar productos subsidiados. Es preciso que establezcamos que de manera general, la capacidad de cualquier planta no se puede dar de forma total en metros, kilogramos o piezas, sino únicamente en horas, para efectos de costeo.

Definamos:

PPH (Producción Promedio por Hora) que es la producción que se puede obtener en número de piezas por hora y su inverso son las horas por pieza (HPP).

Capacidad Instalada. Que es el número de horas disponibles a 24 horas por 7 días a la semana por el número de máquinas.

Capacidad Disponible o programada. Que es el número de horas trabajadas en una semana tomando en cuenta el número de turnos por las horas de cada turno y por el número de máquinas.

Capacidad demandada. Que es el número de piezas que se fabricaran en una semana dividida entre la producción promedio por hora de cada producto en cada una de las máquinas por las que pasa. Esta capacidad siempre resultará en horas.

4.- Cero Procesos.

"Es común que el costo de un producto no represente el esfuerzo y el uso de recursos empleados para fabricarlos".

Cuando tenemos varios productos que requieren de manera diferente el empleo de la capacidad de planta su costo será diferente. El no tomar en cuenta el tiempo empleado en las diferentes estaciones que forman la ruta de proceso de cada producto nos llevará a tener productos subsidiados y productos subsidiarios. Los primeros son aquellos que entre más vendamos menos ganaremos y además, como el mercado percibirá que son más baratos, tenderá más a comprarlos. Pensaremos entonces que es un producto "estrella" y justificaremos su fabricación como si fuese un producto "gancho". La realidad es que a la larga, el margen de utilidad de la empresa disminuirá y esto se ve claramente en aquellas empresas que paradójicamente venden más y ganan menos y no saben el por qué.


5.- Inversión Cero.

"Es común que no se tome en cuenta el nivel de inversión hecho en cada uno de los procesos"

Una empresa debe evaluarse siempre como un proyecto de inversión para mantener la perspectiva del negocio. Si nosotros aplicamos este enfoque a los procesos, podemos evaluar cada proceso de manera independiente como un proyecto de inversión. Veremos también así que hay procesos subsidiados y otros que son los subsidiarios, al igual que los productos.
Bajo el principio de que máquina o proceso que cuesta más debe aportar más, tendremos que calcular los costos de manera diferente y serán más representativos no sólo del esfuerzo para producirlos, sino también del esfuerzo financiero.

Para esto supongamos hemos invertido $600,000.00 en los tres procesos y que asignamos los gastos generales en la misma proporción invertida en cada centro siendo el 16.7% ($100,000.00) para el Proceso 1, 33.3% para el proceso 2 ($200,000.00) y 50% para el proceso 3 ($300,000.00), tenemos entonces:

6.- Información Fragmentada.

"Muchas personas dentro de las empresas tienen responsabilidades compartidas como proveedores de información, y cada una puede mentir para cuidar sus propios resultados"

En muchas empresas los datos necesarios para determinar los costos de los productos se encuentran en varios departamentos y la reunión de toda la información no puede asignarse solamente al "Contador de Costos" ya que este dependerá de la información que los otros departamentos le proporcionen en cuanto estándares; cuentas contables; costos de mano de obra; proyecciones de volúmenes de ventas, etc., y muchas de las fuente pueden falsear de manera deliberada o por error esa información con tal de protegerse. Por ejemplo, un "Estándar Inflado" (para que producción tenga colchón cuando lo cuestionen) o la un "Presupuesto de Ventas" bajo (para que así cuando logren un mayor volumen los feliciten) o "Presupuestos de Gastos" altos para que al final los feliciten por haber gastado menos, es lo más común. Todos estos casos y otros modificarán de manera significativa el costo de los productos impidiendo que seamos más agresivos al momento de competir.

Las empresas podrán ser más competitivas si invierten más en el desarrollo de sus modelos de costos y podrán tomar mejores decisiones si estos modelos consideran las características de sus estructuras de producción. Los modelos de costos requieren no sólo la aplicación contable, sino que también deben involucrar la función de Ingeniería Industrial y los aspectos micro-económicos básicos. Esto le llevará a niveles de competitividad más altos y le permitirá hacer más eficiente la mezcla de productos con las que trabaja actualmente.

Publirreportaje. Por: Adán Rivera Araiza / Kugel, S.C.

Para mayores informes: www.kugelsc.com E-mail: info@kugelsc.com Uneabasto.com.

Todos los derechos Reservados MMXV

Regresar a home-page