Cuaresma y semana santa. Editorial Uneabasto.com. Marzo 31, 2015.

México es un país religioso, creyente de sus raíces, de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, pero sobre todo fiel a la Virgen de Guadalupe, patrona de todos los mexicanos. En años anteriores hemos comentado porqué la Semana Santa no tiene una fecha fija para su celebración, tal como el día de la madre o como la Navidad.

Abreviando: La Iglesia católica, fija en que día caerá la Semana Santa según el calendario lunar, esto es: el viernes santo siempre debe caer el siguiente viernes después de la 1er. luna llena de la primavera (Jesús murió un viernes de primavera en la que había luna llena), en aquellos días se celebraba el Pesaj Judío (el éxodo de los judíos de Egipto y el fin de su esclavitud).

Una vez que sabemos en que día caerá el viernes santo, contamos a partir del domingo previo (es decir, el domingo de Ramos) 40 días hacía atrás que es cuando se marcará el inicio de la Cuaresma (la Cuaresma consta de 40 días, de ahí su nombre) y comienza un miércoles, el cuál se llama "miércoles de ceniza".

La Cuaresma es un tiempo de oración, ayuno y entrega a nuestro prójimo, en este periodo se les da a los católicos la posibilidad de prepararse para la Pascua, realizando un discernimiento de sus vidas.

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de conversión espiritual; tiempo de prepararse al misterio pascual.

Cuaresma.-

La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los 40 días del diluvio, de los 40 años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los 40 días de Moisés y Elías en la montaña, de los 40 días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.

En la Biblia, el número 4 simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.

Miércoles de Ceniza.-

La ceniza viene del latín "cinis", que es el producto de la combustión de algo por el fuego. Fue así como adquirió un sentido simbólico de muerte, caducidad y en sentido contrario, de humildad y penitencia.

En el miércoles de ceniza, el cristiano recibe la ceniza en la cabeza, con las cenizas obtenidas al quemar los ramos utilizados en el Domingo de Ramos previo. Se lleva a cabo como respuesta a la palabra de Dios, que nos invita a la conversión. La Cuaresma comienza con ceniza y termina con el fuego, el agua y la luz de la Vigilia Pascual. Algo debe quemarse y destruirse en nosotros -el hombre viejo-, para dar lugar a la novedad de la vida pascual de Cristo.

Ayuno.-

Llamamos "ayuno" del latín "ieunium" que significa la privación voluntaria de alimentos durante un periodo por motivo religioso, como acto de culto ante Dios.

Conversión.-

Convertirse es reconciliarse con Dios, apartarse del mal para establecer la comunión con el creador.

Abstinencia.-

Acción de privarse o abstenerse de algo como un gesto penitencial. Actualmente se le pide a los fieles que con uso de razón y sin pedimento alguno, se abstengan de comer carne o realicen algún tipo de privación voluntaria.

Sin querer pecar de ser expertos en los temas religiosos o peor aún, en teología, lo que pretendemos en Uneabasto es ofrecer a nuestros jóvenes, el conocimiento básico de las celebraciones importantes de nuestro entorno. Muchas veces y tristemente nuestros niños y adolescentes simplemente festejan la Semana Santa como un "break" del colegio y de sus actividades, sin conocer a grandes rasgos toda la historia que nuestros festejos encierran.

Felices vacaciones y a regresar con más ánimo a nuestras actividades; no olvides escucharnos en Uneabasto Radio, de Lunes a Viernes con programas en vivo para todo público. Desde las 9:00 A.M. por: www.uneradio.mx

Editorial Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXV

Regresar a home-page