Las debilidades que pueden perjudicarnos. Por: Juan José Ceballos/Editorial. Febrero12, 2020. Uneabasto.com

Ten cuidado, porque si llevas al extremo alguna de tus debilidades, puedes generar un problema para ti y los demás; en lo personal o en tu negocio.

Las debilidades son aquellos aspectos en los que fallamos destacadamente, la mayoría de los humanos las tenemos dependiendo de nuestra genética, lo que aprendimos en la infancia y nuestro nivel de conciencia, por lo que dichas debilidades pueden variar en cada uno.

Hay que estar pendientes, porque las exigencias laborales, económicas, sociales, familiares que vivimos en el día a día, pueden detonar alguna debilidad personal.

Como humanos en evolución, son muchas las debilidades que tenemos; te enumero las más importantes:

Principales debilidades humanas:

1.- Rigidez de pensamiento: Se refiere a los inflexibles y testarudos, a aquellos tercos que no cambian de actitudes, ideas o perspectiva; personas que no están adaptadas y que no aceptan que se equivocan. También se refiere a aquellos que siempre están en su zona de confort y a aquellos incapaces de abrirse a nuevas experiencias, estancándose y viviendo “una realidad aburrida”.

2.- Envidia: Es el sentimiento negativo por los logros o éxitos de los demás. Gente que pone más atención en los demás y no se permiten disfrutar lo que tienen y lo que son. “Compartir alegrías con una persona envidiosa resulta incómodo”.

3.- Conformismo: Se refiere a las actitudes de algunas personas, de aceptar fácilmente cualquier circunstancia injusta, adversa, incómoda o problemática, que los hace quedarse como están o con lo que saben. Llega a ser sinónimo de mediocridad.

4.- Dependencia: Se manifiesta cuando por falta de seguridad personal y autoestima se da demasiada importancia a otras personas, instituciones, etc.; las personas así, esperan que ellos les satisfagan sus necesidades económicas y afectivas, entre otras.

5.- Impaciencia: Es cuando debido a las exigencias de los demás o al estrés que traemos, mostramos una actitud de desesperados, y queremos hacer las cosas rápido o que otros las hagan a nuestro ritmo, lo que nos pone en riesgo de caer en errores o accidentes.

6.- Resentimiento: Se expresa cuando por malos entendidos o por la incapacidad de perdonar o de comprender, rompemos vínculos afectivos, provocando aislamiento y privándonos de algunas oportunidades.

7.- Celos: Éstos son muy dañinos entre las parejas porque crea ambientes muy incómodos y hasta violentos. Se da por la falta de autoconfianza, ya que pone en evidencia el miedo a perder; esto hace querer controlar la vida de otras personas al no reconocer su individualidad y libertad personal.

8.- Exceso de Ego: Esto se expresa por una valoración excesiva de sí mismo y un orgullo personal muy alto. Se trata de “una de las debilidades que más daña la vida social”, porque crea incapacidad de aceptar los errores, además de que puede generar enemistades.

9.- Mala gestión de la ira: Se trata de la incapacidad para controlar la ira. Las personas así, se ciegan y reaccionan sin pensar, por lo que tienden a agredir, verbalmente o a golpes a quienes cree que los ofende. Esto les ocasiona muchos problemas y los expone a peligros.

10.- Actitud controladora: Es la tendencia a querer controlar el comportamiento de grupos o individuos, actitud que puede generar confrontación y disfunciones sociales. Frecuentemente, facilita la aparición de violencia al usar la fuerza como método para demostrar poder y establecer dominancia.

Nuestras debilidades son una oportunidad para mejorar. Pregunta a familiares y amigos que debilidades ven en ti y reflexiona en ellas.

Por: Juan José Ceballos/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXX

Regresar a home-page