Cuidado con la depre navideña. Por: Juan José Ceballos/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Diciembre 4, 2019. Uneabasto.com

Este mes de diciembre es muy peligroso, no sólo por la inseguridad, los borrachazos, etc., sino también porque mucha gente sufre y se llega a deprimir.

Está claro que este mes es de contrastes, los festejos, reuniones, fiestas, regalos, la espiritualidad y el amor, etc., hacen feliz a mucha gente, mientras que a muchos otros les causa tristeza, nostalgia, sufrimientos, soledad, etc.

Para muchos de los que se la pasarán felices este diciembre, sus problemas, penas y dolores vendrán en enero, cuando les lleguen los estados de cuenta con los cobros por todo lo que se gastaron en las festividades.

Pero a aquellos que están solos, que no tienen dinero o que no tienen el suficiente para festejar ni para regalos, que sus familiares están lejos o ya no están, etc., los puede invadir la tristeza y podrían deprimirse, con todos los riesgos que esto implica.

Las estadísticas, muestran que en esta época aumentan los casos de depresión, esto puede suceder por el frío, porque los días son más cortos o porque hay menos luz durante el día. También sucede porque en el año que está por terminar no se cumplieron las expectativas o por insatisfacción social o laboral, etc., o porque, definitivamente no se sabe disfrutar de lo que se tiene.

El cierre del ciclo anual es donde muchos hacen un balance de sus logros y fracasos durante el año y esto también provoca nostalgia y tristeza.

Sentirse tristes, reflexivos o nostálgicos en esta temporada es, hasta cierto punto normal, pero, cuidado, si la tristeza persiste, puede convertirse en depresión y afectar el funcionamiento laboral, familiar o social.

Por: Juan José Ceballos/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXIX

Regresar a home-page