Nuestra cuenta bancaria emocional. Por: Pepe Couch/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Febrero 7, 2017. Uneabasto.com

Si te pones a pensar, la mayor parte de los problemas que tenemos con otras personas son precisamente problemas de relación, problemas que muchas veces llegan a convertirse en verdaderos conflictos.

Este tipo de problemas son tan frecuentes que llegamos a creer que son naturales, que no tienen remedio y que viviremos siempre así. Sobre esto, algunos especialistas aseguran que la evolución de la humanidad no consiste en los avances tecnológicos, sino en que nos llevemos bien todos, porque de lo contrario podríamos usar la tecnología para acabar con nosotros mismos.

Para que haya buena relación entre los humanos debemos crear el ambiente de confianza necesario en el que podamos creer en todos nosotros y podamos desarrollar todo nuestro potencial, sumando nuestras aportaciones personales en vez de estar atacándonos y ofendiéndonos; un ambiente sin críticas, reproches, juicios, censuras, etc.

Esto último se lograría con un trato cortés y respetuoso entre todos nosotros, donde podamos crear sentimientos de seguridad respecto a los demás.

De acuerdo con Stephen Covey, para cada relación que tenemos o establecemos, se crea, metafóricamente, una cuenta bancaria emocional, donde se hacen depósitos y retiros.

Es una similitud a tener un cuenta en un banco donde aumentan o disminuyen los saldos cada que hacemos movimientos. Para el caso de las personas esto se da cada vez que nos relacionamos con ellas.

"Todas las personas tenemos una cuenta bancaria emocional y nosotros con nuestros actos efectuamos depósitos o retiros en dicha cuenta".

En la medida en que valoramos al otro, haciendo elogios sinceros, tenemos actos de amabilidad, demostramos compasión, escuchamos al otro con empatía, valoramos las diferencias y las respetamos, haciéndole saber que es importante para nosotros, estaremos haciendo que nuestra cuenta bancaria emocional crezca en depósitos emocionales.
Al revés, cuando discutimos, nos acaloramos, ofendemos, descalificamos, criticamos destructivamente al otro y estamos pendientes de hallar fallas en su comportamiento, olvidándonos de lo bueno que tiene, estos actos se constituyen en retiros bancarios emocionales, y puede llegar al punto en que es tanto el deterioro de la relación que la cuenta este completamente sobregirada y se produzca, metafórica y literalmente, una cancelación de la cuenta bancaria emocional con esa persona, pudiendo llegar a la ruptura de dicha relación de modo irreversible.

Si aumentamos nuestros depósitos en una cuenta bancaria emocional con alguna persona mediante la cortesía, la bondad, la honestidad, y mantenemos nuestro compromiso para con ella, estaremos constituyendo una reserva. La confianza que esa persona tiene en nosotros crece y podremos apelar a esa confianza muchísimas veces, en caso necesario.

Nuestras relaciones más constantes requieren depósitos más constantes. Con nuestros hijos y esposa, debemos procurar hacer depósitos todos los días, ya que mientras más cercana es la relación, más corazón debemos poner en mantenerla.

Para construir una cuenta bancaria emocional fuerte, los especialistas recomiendan realizar los siguientes depósitos:

• Comprender. Procurar entender a la otra persona. No sabemos en qué consiste un "depósito" hasta que no comprendemos al otro.
• Presta atención a los pequeños detalles. Las pequeñas asperezas, faltas de respeto, suponen retiros importantes.
• Mantener los compromisos. Mantener una promesa es un depósito de suma importancia; romperla representa un retiro muy grande.
• Aclara las expectativas: Las expectativas poco claras también erosionan la comunicación y la confianza; provocan incomprensión, decepciones y retiros de confianza.
• Demuestra integridad personal. La falta de integridad puede socavar casi cualquier otro esfuerzo tendiente a crear grandes cuantas de confianza.
• Discúlpate sinceramente cuando realices un retiro, hazlo de todo corazón y no de mala gana. Para constituirse como depósito, la disculpa tiene que ser sincera.

Toma en cuenta que para compensar un retiro muchas veces se necesitan tres o cuatro depósitos.

Por: Pepe Couch/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVII

Regresar a home-page