¿Por qué empoderar a las mujeres? Por: Alex Torres/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Septiembre 12, 2017. Uneabasto.com

Una persona me comentó hace tiempo que cuando morimos o faltamos en el hogar, a las esposas no les queda otra más que meterse de trabajadoras domésticas o de mujeres públicas ¿por qué? le pregunté.

Me contestó. Durante mucho tiempo las hemos menospreciado; por siglos hemos creído que son menos que los hombres, que solamente sirven para los quehaceres de la casa, para engendrar hijos, y que nos tienen que obedecer.

Hay mucho de eso todavía. Oigo en las noticias de casos verdaderamente dramáticos sobre el maltrato a ellas; escucho a mis vecinos faltarles al respeto; en mi trabajo ganan menos que yo.

Afortunadamente, ya tenemos muchos ejemplos de mujeres que han demostrado que tienen las mismas capacidades que los hombres, y en ocasiones mucho más.

No hablo de aquellas que se mueven en la política, ni de aquellas que tienen lo suficiente para contratar gente que les ayude en la casa, sino de aquellas que saben ser madre y padre y que “sacan adelante” a sus hijos cuando sus parejas las abandonan, las que pueden trabajar y cumplir con el hogar, las que sin tener que cuidar hijos trabajan y estudian para superarse y ser independientes, no importa su edad.

Las mujeres merecen todo mi reconocimiento porque sé que han tenido que batallar mucho, reclamando su lugar en la sociedad. Además, no podría menospreciarlas porque nací de una mujer, y tengo hijas que me gustaría que tuvieran un buen lugar en la vida.

A veces quisiera que mi mujer viera que no está tan mal conmigo, que a pesar de que me voy con mis amigotes a echarme mis chelas, es sólo eso, y aunque llegue tarde soy “cumplidor”. Ella es mi copiloto, y muchas veces el piloto, en el viaje que decidimos iniciar juntos.

Reconozcamos que a todos nos conviene que las mujeres se sientan empoderadas.

Por: Alex Torres/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page