Cómo enfrentar la competencia. Septiembre 24, 2013.

 

Hoy en día el principal problema de toda empresa es la competencia. Esto nos obliga a tomar las medidas necesarias para contrarrestarlas. He aquí algunas de ellas:

Analizar a los competidores:

Tenemos que analizar minuciosamente a la competencia, lo cual implica conocerla bien, recabar información importante, tratar de predecir sus acciones, etc. Para lograrlo podemos adquirir sus productos, hacer uso de sus servicios, preguntar a sus antiguos trabajadores, etc. Toda esta información nos permitirá tomar decisiones y diseñar una buena estrategia para competir adecuadamente con ella.

Reduciendo precios:

También podemos reducir los precios por debajo de esta; puede resultar una buena forma de competir pero debemos tener en cuenta de que esto reducirá nuestras ganancias y puede que la competencia también haga lo mismo. Por eso tenemos que asegurarnos de que nos sea posible reducir los precios sin afectar la calidad del producto y que sea difícil de imitar para la competencia; antes de hacer esto mejor hacer uso de otras prácticas o estrategias como servicio al cliente, la innovación, etc.

Diferenciarse de la competencia:

Otra forma de hacerle frente a la competencia es a través de la diferenciación; es decir, que nuestros productos y servicios sean diferentes a cualquier otro que haga la competencia. Debemos de ofrecer un producto novedoso, innovador que le sea difícil imitar a la competencia, un producto que nos distinga de los demás y que sea motivo por el cual los consumidores nos elijan a nosotros antes que a la competencia.

Estar constantemente innovando:

Si no queremos que la competencia nos alcance, debemos estar siempre innovando, lo cual significa estar lanzando al mercado nuevos productos; esto quiere decir que no serán específicamente nuevos, sino que estarán basados en los que ya tenemos con la diferencia que tendrán nuevos diseños, modelos, marca, etc. También significa aplicar nuevas prácticas empresariales, implementar nuevas formas de distribución, desarrollar procesos más eficientes, desarrollar mejoras tecnológicas, etc.


Ofrecer un mejor servicio al cliente:

El servicio al cliente es algo que suelen descuidar muchas empresas, es por eso que se podría aprovechar para diferenciarnos de la competencia ofreciendo un excelente servicio al cliente, lo que significa: brindar un trato personalizado, contar con un local limpio, dar un trato amable, ofreciendo nuevos servicios, etc.
Aprovechar nuestras ventajas competitivas:
Aprovechando nuestras ventajas competitivas es otra forma de hacerle frente a la competencia; es decir, las ventajas que tenemos ante nuestros competidores que nos permiten sobresalir o destacar, diferenciándonos de los demás. Entre estas ventajas están: la ubicación, los costos, la logística, la infraestructura, etc.

Por: Editorial Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXIII

Regresar a home-page