Cadáveres en el subsuelo de la casa. Por: Ma. Elena Contreras. Marzo 2, 2020. Uneabasto.com

Esto sucedió en una casa ubicada en el Barrio de la Pila Seca, en Toluca. Vivía ahí una familia con su hijo de seis años, quien por las noches veía a una viejecita arrodillada y rezando junto a su cama, la cual desaparecía cuando se encendía la luz del cuarto.

Por las noches se escuchaba que se caían objetos en la cocina, y se sentía un viento frío, aún cuando las puertas y ventanas estaban bien cerradas. Continuamente aparecían alacranes, mariposas negras y los perros se quedaban observando algo que sólo ellos veían.

Me llamaron para que revisara energéticamente la casa, ya que ese es mi trabajo. Detecté que no había tesoros enterrados como había sido la creencia de los padres del niño, sino cadáveres enterrados por todos lados.

Al estar dibujando el plano de la casa, sentí una presencia que tomó mi mano, y como si fuera una niña que está aprendiendo a escribir, me dirigió para escribir que por favor dejáramos de molestarlos y que nos fuéramos de ahí.

Intuitivamente, reconocí que esa presencia era la madre de un joven muerto, cuyo cadáver estaba enterrado en esa casa, y ella, como no sabía que estaba muerta también, seguía rezando sobre la tumba de su hijo.

Esta casa tenía una energía muy pesada; al estar ahí, yo sentía escalofríos y veía sombras que se cruzaban por todo el espacio.

Era tan negativa la energía de esa casa, que daban ganas de salir huyendo.

Después de checar en el Registro Público de la Propiedad se descubrió que a principios del siglo pasado ese lugar había sido un panteón.

Finalmente, se mudaron de ahí después de que una noche los perros aullaban, las cortinas se movían y las cosas de su cuarto comenzaron a caer.

Al poco tiempo vi que esa casa tenía un letrero de “¡Se Vende!” ¡Ten cuidado, cuando vayas a comprar una casa, primero conoce su historia!

Por: Ma. Elena Contreras/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXX

Regresar a home-page