Flexibilidad para la vida y los negocios. Editorial Uneabasto. Agosto 27, 2020. UneAbasto.com

Ser flexibles, nos hace más llevadera la vida y nos hace sufrir menos; nos evita la amargura, nos ayuda a soportar las decepciones, las frustraciones, etc.

La flexibilidad es parte del crecimiento personal y de la evolución de la sociedad.

La gente que es inflexible, los llamados “mentes cerradas”, sufren, se llenan de resentimientos cuando las cosas no son como ellos esperaban.

Los entornos son muy cambiantes, si nos resistimos a esos cambios, podríamos perder los beneficios de las cosas buenas que siempre traen consigo.

La flexibilidad es muy necesaria y conveniente en las negociaciones; evita la cerrazón y nos da mayores posibilidades de salir ganando.

Es necesaria para ejercer nuestra máxima capacidad como seres humanos: la adaptación; siendo flexibles podemos responder a las necesidades que presentan las nuevas épocas.

La mayoría de las historias de éxito que encontramos en los libros y en la vida real, son de gente y de empresas que fueron flexibles, no sólo para adaptarse bien a los cambios, sino para provocar ellos mismos dichos cambios.

Muchas empresas han respondido con la flexibilidad suficiente para ofrecer los nuevos productos que sus clientes requieren, con los sistemas correctos para aumentar la rentabilidad, etc.

Amigo detallista, de todas las áreas de tu vida personal y de negocios, ¿en cuál te faltaría ser más flexible? ¿En cuál de ellas, te sientes atorado?

“En un mundo tan cambiante, encontramos que la flexibilidad, la posibilidad de adaptarse al cambio, es más importante que la experiencia” (Daniel Goleman).

Por: Editorial Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXX

Regresar a home-page