¿Por qué amamos tanto el fútbol? Por: Giovanni Sánchez/revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Julio 11, 2017. Uneabasto.com

En la época de mis padres y abuelos, el primer regalo que recibían los niños era unos guantes de box, era la distracción más importante en esa época, y aunque últimamente se promueve mucho en México esa actividad, ahora es el futbol el deporte más popular en el país, con millones de aficionados de todas las edades, y por supuesto nunca falta un balón entre los juguetes infantiles.

Y se justifica el gran gusto por el balompié; es un deporte tan noble que se puede jugar en cualquier parte, y en todo mundo lo puede practicar. Más allá de las diferencias sociales y económicas o de la pobreza extrema de muchos, “todos se unen a partir del placer por el futbol”; por supuesto son los jóvenes los más aficionados.

Para muchos mexicanos es, por momentos, más importante que cualquier religión. Es cierto esto; hace unos domingos me llevaron a misa de 12 hrs., donde escuché al sacerdote quejarse de que la gente prefería ir al futbol que a misa; y cómo no se iba a quejar, si la canasta de las limosnas se ve casi vacía en esos días.

Hace unas semanas me tocó ver en Guadalajara la euforia tan grande de muchos tapatíos por el campeonato de su equipo en la Liga MX. Mucha alegría en toda la ciudad.

Ese comportamiento es muy normal en el futbol, cuando el fanatismo por nuestro equipo es mayúsculo, el impacto personal y social porque nuestro equipo gane o pierda es de admirarse.

Cuando nuestro equipo gana lo festejamos con una euforia tan grande como si se hubiera ganado un campeonato mundial. Y no es solamente que nuestro equipo haya ganado, es el sentimiento que nos invade como si nosotros personalmente hubiéramos ganado, como si nosotros hubiéramos estado en la cancha y hubiéramos anotado los goles. Nos sentimos realizados y todo lo demás no importa.

Por: Giovanni Sánchez Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page