La herramienta básica para el éxito. Editorial Uneabasto.com. Enero 5, 2016.

¿Por qué muchos buenos estudiantes o personas con algo nivel intelectual nunca llega a ser exitosos en sus relaciones personales y en los negocios?

Todo se debe a lo poco inteligente que manejan sus emociones y sentimientos. Las personas que son capaces de controlar sus emociones, tanto positivas como negativas tienen mayores probabilidades de éxito en la vida. Aquellos que pueden sacrificar las satisfacciones inmediatas para obtener satisfacciones mayores a futuro, tienen casi asegurado su éxito.

El análisis de estas habilidades las describe, atinadamente, los estudios sobre lo que es la Inteligencia Emocional, IE, que es independiente de la Inteligencia Intelectual; de hecho la felicidad y el éxito de una persona depende más de aspectos que poco o nada tienen que ver con el IQ.

La IE comprende dos tipos de inteligencias:

1.- La Inteligencia Personal. Hacia dentro de uno mismo, es el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos; a su vez se divide en tres partes:

  • Autoconocimiento: La capacidad de conocer y entender en uno mismo las propias fortalezas y debilidades, nuestros estados de ánimo, nuestras emociones e impulsos, y la forma en que afectan en los demás.
  • Autocontrol: Es la habilidad para controlar nuestras propias emociones e impulsos y ser responsables de nuestros actos.
  • Automotivación: La habilidad para motivarnos a nosotros mismos.

2.- La Inteligencia Interpersonal. Hacia afuera de nosotros, es la capacidad para relacionarnos bien con los demás; a su vez se divide en dos partes:

  • Empatía: Es la habilidad para entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás y de ponernos en su lugar.
  • Habilidades sociales: Es el talento para manejar las relaciones con los demás. Saber persuadir e influenciar a los demás.

La inteligencia emocional no se establece al nacer, sino que se puede crear, alimentar y fortalecer a través de la práctica.

El conocimiento de esta herramienta nos puede llevar a un mejoramiento personal, siempre que decidas observarte para que identifiques en cuáles de estos puntos eres más débil y decidas también llevarte mejor contigo mismo y con los demás.

Por: Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page