Ejemplo de liderazgo exitoso: The Beatles. Revista El Comercio Tradicional al Detalle. Enero 28, 2014.

Ahora más que nunca hacen falta líderes, gente que haga a un lado su egoísmo, que forme equipos de trabajo funcionales, que entienda que los éxitos se dan en equipo. A continuación te damos las cinco estrategias que guiaron la existencia exitosa de Los Beatles y que pueden ser aplicadas por cualquier empresario, director o líder para la conducción de su organización:

1: Evita competir con los mismos miembros de tu equipo. Aún cuando tengas mayores capacidades técnicas y organizativas, debes permitir que los demás sobresalgan también y así todo el equipo brillará y más luz generará el conjunto. Cuando cada uno puede reflejar la luz de los reflectores o brillar con luz propia más luz tendrá tu equipo.

2: Define con tu equipo una misión y visión de lo que se espera que haga cada uno de los miembros y cuál debe ser el resultado consolidado del equipo, de tal manera que cumpla con los objetivos para los cuales el equipo fue creado. El principal trabajo del líder, es lograr que cada uno de los integrantes del equipo crea en la misión, y motivarlos mediante una orientación precisa de que sí pueden lograr el objetivo propuesto.

3: Debes conocer tus propias fortalezas, la de cada uno de los miembros de tu equipo y la del equipo como tal. Esto te permitirá enfocar mejor la delegación de actividades, crear programas de entrenamiento oportunos para ayudar a todos a superar sus debilidades, todo ello con el fin de fortalecer el equipo y mejorar su desempeño.

4: ¿Cuánto duran las cosas? Todo cambia, nada es para siempre en la vida. Los entornos, la tecnología, las políticas, las leyes, etc., cambian, por ello siempre debemos estar dispuestos a hacer las cosas de manera diferente. Nuestra brújula debe estar orientada a la innovación para enfrentar estos cambios. Debes transmitir a tu equipo de trabajo la confianza necesaria para pensar y desarrollar ideas que puedan llegar a ser las soluciones del mañana.

5: Las palabras se las lleva el viento y si las escribimos pueden quedar solamente en tinta y papel, a menos que todos los miembros del equipo hagan realmente el trabajo asignado, usando todas sus capacidades que los lleve a la consecución de los objetivos planteados; para ello debes coordinar y estar pendiente de que se hagan las cosas.

Por revista: El Comercio Tradicional al Detalle. En colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXIV

Regresar a home-page