¿Por qué escasean los líderes? PARTE II Por: George Mendez/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Enero 23, 2018. Uneabasto.com

5.- El colmo, muchos “líderes” tienen temor a la competencia de su gente. El “líder” que teme que uno de sus seguidores pueda ocupar su puesto está prácticamente condenado a fracasar.

El líder capaz entrena a suplentes en quienes pueda delegar los detalles de su posición. Sólo de ese modo un líder puede multiplicarse y prepararse para estar en muchos lugares, y prestar atención a muchas cosas al mismo tiempo.

6.- Los que se sienten líderes sin serlo verdaderamente, tienen mala disposición para prestar servicios modestos.

Los verdaderos líderes están siempre dispuestos, cuando la ocasión lo exige, a llevar a cabo cualquier tipo de labor. “El mejor de entre vosotros será el sirviente de todos”, dice la Biblia, y es una verdad que todos los líderes capaces observan y respetan.

7 .- A un mal líder le falta capacidad para organizar detalles. El liderazgo eficiente requiere capacidad para organizar y controlar los detalles por muy pequeños que sean.

“Ningún líder genuino está jamás ‘demasiado ocupado’ para hacer cualquier cosa que se le pueda pedir en su condición de líder”.

Cuando un líder admite que está ‘demasiado ocupado’ para cambiar de planes o para prestar atención a una emergencia, está admitiendo su incompetencia. El líder de éxito debe ser quien controle todos los aspectos relacionados con su posición. Esto significa, por supuesto, que ha de adquirir el hábito de delegar los detalles a asistentes capaces.

8.- Muchos “líderes” muestran su falta de control de sí mismos al enojarse fuertemente con algunos de sus empleados por algún error. Esto lo percibe su gente como alguien débil que se deja llevar por sus emociones.

Por: George Mendez/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXVIII

Regresar a home-page