A un año del mandato presidencial de Enrique Peña Nieto. Por: Editorial, revista Candelero. Noviembre 19, 2013.

A partir de este 1 de Diciembre Enrique Peña Nieto inicia su segundo año como Presidente de México con la firme plataforma que logró construir al lograr que el Congreso de la Unión le aprobara las iniciativas de Reformas calificadas como "estructurales" para transformar al país.

México tiene que reordenarse con seguridad tanto pública como jurídica y recapitalizarse mediante el desarrollo sustentable que se perdió desde hace 30 años y que nos ocasionó las terribles crisis que nos agobian.

Que bien que para ello ya se aprobaron las Reformas Laboral, de Telecomunicaciones, Educativa y Fiscal. Se espera que en éstos próximos días, antes del 15 de Diciembre en que termina el actual Período de Sesiones del Congreso, los legisladores aprueben la dos Reformas que faltan y que son la Política-Electoral y la Energética, siendo esta la de mayor controversia y a la que se oponen con toda firmeza las fuerzas de izquierda.

Al hacer un repaso sobre los efectos que han causado hasta ahora las Reformas ya aprobadas, nos encontramos con que la Reforma Laboral, de conformidad con el anuncio del propio Presidente Peña, ya ha dado muy buenos resultados pues casi medio millón de mexicanos han logrado empleos formales y no porque se deba a una tasa elevada de crecimiento económico -que hasta ahora no hay- sino al Programa determinado para ello y que está comprendido en la Reforma hecha.

Optimista el Presidente anuncia que seguramente por las otras Reformas, la Fiscal y la Energética, en estos próximos años se generarán miles de empleos en el país. (No está por demás advertir que eso podrá cumplirse siempre y cuando la Reforma Energética se apruebe conforme la iniciativa que presentó el Ejecutivo y eso está por definirse).

Con relación a la Reforma de Telecomunicaciones, todo indica que los magnates de la Televisión y Radio ya comprendieron los alcances en pro y en contra que podrían tener si se opusieran al proyecto de la creación de tres nuevas cadenas de televisión, concesión de más estaciones de radio y la repartición más equitativa del pastel de la telefonía fija y móvil con el fi n de abaratar las tarifas en beneficio de los usuarios y que se puntualiza en el del Plan Peñista de justicia social.

La Reforma Educativa que ha convulsionado la vida en varias ciudades del país por la belicosa actitud de los maestros disidentes que pertenecen a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y quienes se niegan a ser evaluados y capacitados sin perder su empleo ni antigüedad -en caso no pasar los exámenes- a fin de mejorar su enseñanza para darles mejor formación a sus alumnos y que también quieren seguir "heredando" sus plazas a familiares y a quien ellos decidan -aunque no sean maestros titulados- se vuelve a reiterar por parte del gobierno federal, que cumpliéndose con todos los lineamientos legales, la Reforma ya fue aprobada por el Congreso de la Unión, por los Congresos estatales, promulgada y plasmada en la Constitución y por lo mismo, al ser considerada como necesaria para bien de la Nación, no se abrogará como pretenden y que lo mejor es comprenderlo y aceptar lo que la misma Constitución establece, pues de no hacerlo, entonces sí, hasta su plaza de maestro pueden legalmente perder. Pero envalentonados los maestros de la CNTE por la forma con que actúan impunemente en Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Veracruz, Tamaulipas y hasta en la Ciudad de México, ahora pretenden "doblar" al Estado Mexicano. De veras, hasta dónde se ha llegado.

Y sobre la Reforma Fiscal, aunque se afectaron sectores privilegiados del "gran capital" que hicieron ruido mediático, finalmente entendieron la necesidad "disminuir un poco sus utilidades" para mitigar la desigualdad social que nos ha llevado a invertir millonadas de pesos en una "Cruzada Nacional Contra el Hambre" al tener a más de 50 millones de mexicanos en pobreza extrema, mientras que no más de 15 "capitostes" poseen enormes fortunas que los ubican entre los más ricos del mundo.

Y se vienen la Reforma Política-Electoral y la Energética. En la Política-Electoral la "democracia a la mexicana" ya está en las arenas movedizas formadas por los pervertidos intereses de los grupúsculos que mangonean a los partidos de oposición al PRI. Y si desafortunadamente la Energética no se aprobara, los planes de desarrollo que para el país tiene el Presidente Peña Nieto se verían en serias dificultades por el chauvinismo de algunos y por el perjudicial radicalismo de otros. Así que, esperemos las votaciones de los señores Diputados y Senadores.

México, creemos en ti.

Por: Editorial, revista Candelero. En colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXIII

Regresar a home-page