Estrategias para manejar el estrés. Sepa cómo evitar Llegar al distrés y no morir por ese padecimiento. Por: Dra. María del Carmen Domínguez.

Estimados lectores hoy comentaremos algunas estrategias que ustedes pueden utilizar para manejar el estrés, esperando que le sea de gran utilidad en su vida diaria. Estas son medidas preventivas para que no lleguen a padecer el distrés que es el que afecta su vida de manera negativa y que se establece volviéndose crónico, incapacitándolos con el tiempo y de esta manera la persona ya no tiene posibilidades de recuperación llegando a terminar con la muerte.

Por lo tanto, es de suma importancia que estén muy atentos de las manifestaciones que presentan su organismo y conducta para que puedan atenderse a tiempo.

En anteriores publicaciones hemos analizado el tema del estrés y sus diversas características y ahora en esta ocasión estableceremos las estrategias a las que ustedes pueden recurrir para crear un cambio en sus hábitos y así poder manejarlo.

Las formas de hacerlo suelen ser diversas, dependiendo de cada persona; algunas utilizan ejercicios de relajación (manejar adecuadamente la respiración); apoyo social (hablar con amigos, familia); ejercicio físico (natación); orientación psicológica, también eligen llevar una vida más organizada y plena; esto favorece su bienestar, ya que el individuo logra manejar y sobrellevar las exigencias exitosamente, a veces se utilizan estrategias negativas, que perjudican su salud física y emocional, al no establecer las estrategias convenientes, generando en muchos casos que éste se mantenga o incremente. Por ejemplo: el fumar, el beber alcohol o comer exceso.

Estrategias para enfrentar y manejar las situaciones de estrés, para no llegar al crónico: Si ha notado que las presiones y exigencias de su vida son muy altas, es conveniente que realice lo siguiente: debe de llevar a cabo y ser constante con las actividades que a continuación se han establecido, para que posteriormente observe qué cambios ha obtenido. Lo más importante es que estas actividades se conviertan en hábitos. Les recomendamos que realicen una ruta crítica de sus actividades, iniciando por dos de éstas y poco a poco incrementando las demás.

1. Organice sus actividades, ordenándolas por importancia, fijando un horario.

2. No se sature de responsabilidades: Establezca un número delimitado de tareas al día.

3. Realice ejercicio y actividades de entretenimiento: Realice una actividad física y otra que le permita divertirse y relajarse. (leer, escuchar música).

4. Conózcase a través de observarse, anote lo que le genera estrés (trabajo, familia) y reflexione su reacción ante estas situaciones, preguntándose si esto le funciona ante sus problemas.

5. Realice ejercicios de respiración, diario por 10 minutos, esto le favorecerá, llenando sus pulmones de aire, para que se relaje. Llévelo a cabo a una hora determinada o en cualquier momento; estos ejercicios le beneficiarán cuando se sienta angustiado o con ansiedad y de esta manera aprenderá usted a relajarse. Puede buscar usted otros ejercicios de relajación en otros libros o en internet que lo ayudarán en su bienestar. Yoga y Tai-Chi son recursos que usted puede utilizar.

6. Resuelva sus problemas cotidianos: Aprenda a evaluar las situaciones con una actitud tranquila, pregúntese ¿qué puedo hacer? (buscando diversas soluciones)….. ¿cómo lo puedo lograr? También recuerde no frustrarse cuando las cosas no se pueden cambiar, no se puede tener el control de todo.

7. Evite las preocupaciones: No se atormente pensando en el futuro de una manera negativa.

La Autoevaluación del Test de Salud es conveniente contestarlo, para que conozcan cuál es su nivel de estrés y así poder tratarlo.

TEST DE SALUD

1. ¿En general, tiene buen humor?
2. ¿Trastornos del apetito?
3. ¿acidez estomacal?
4. ¿Problemas de memoria?
5. ¿Suele estar de mal humor?
6. ¿Con frecuencia se siente irritable o nervioso?
7. ¿Se preocupa más de lo debido?
8. ¿Tiene sensaciones bruscas de calor?
9.¿Últimamente ha sufrido sofocación o ahogos sin haber realizado esfuerzos físicos?
10. ¿Sufre sensaciones de pesadez en la cabeza o nariz tapada? 11.¿Últimamente ha tenido momentos de inquietud que le impidan quedarse quieto?
12.¿Últimamente le ocurre no poder ocuparse de las cosas porque no puede empezar?
13.¿Tiene sensación de fatiga?
14.¿Últimamente ha sufrido algún mareo?
15. ¿Sufre dolor de cabeza con frecuencia?
16. ¿Palpitaciones?
17.¿Sensación de sudoración fría?
18. ¿Últimamente sufre temblores en las manos?
19.¿Tiene preocupaciones que le hacen sentir físicamente enfermo?
20. ¿Tiene tendencia a aislarse?
21. ¿A menudo siente que todo le sale mal?
22. ¿Tiene la sensación de que nada vale la pena?

Al responder en forma positiva menos de 4 preguntas no padece estrés, de 5 a 7 una señal de aviso y más de 8 afirmativas indican riesgo. En los dos últimos casos se recomienda una consulta profesional para evaluar su situación y recibir ayuda para mejorar su calidad de vida.

El estrés es la consecuencia de nuestro manejo frente a las tensiones de la vida, se relaciona con las condiciones y el ambiente donde vivimos, influyendo de manera importante en las herramientas con las que cada persona cuenta para afrontar situaciones de tensión, siendo la manera en la cual respondemos a los estímulos del medio ambiente.

El estrés es una función normal de nuestro cuerpo que se prepara para reaccionar ante situaciones de diversa índole: difíciles, amenazantes, imprevistas, emociones intensas, etc. Recomendaciones para disminuir el nivel de estrés: Identifica qué es lo que te estresa, o te altera, para que evites este tipo de situaciones hasta donde puedas. Toma un momento para alimentarte de pensamientos positivos.

Establece un momento de descanso en la mitad del día para renovar la energía física y mental, por ej.: cierra los ojos y siéntate en un espacio cómodo, relájate y viaja mentalmente hacia pensamientos positivos que te recuerden momentos muy agradables y déjate llevar por esa sensación, aleja los pensamientos negativos, llévalo a cabo por unos 10 minutos, esto te reconfortará y te alentará para que recuperes tu energía física y mental.

Otras recomendaciones:

  • "No se ofusque por trivialidades" .
  • "Analice si alguna circunstancia que se me presente merece que me sienta ansioso ante esto, es conveniente que usted lo valore y lo maneje".
  • "No trate de ser perfecto".
  • "Aprenda cuando decir NO".
  • "Coopere con lo inevitable".
  • "No se preocupe por las situaciones del pasado, ya que estas ya sucedieron y también es conveniente que no maneje situaciones de mucha fantasía para el futuro, viva una vida cada día organizada y adecuada y de esta manera su rendimiento será muy positivo viviendo con bienestar y calidad de vida".

Reconocer el nivel de estrés y lo que lo altera a uno, es el principio de la concientización y autocuidado, ya que el tomar conciencia es el primer paso para la prevención. Comuníquense con nosotros al correo: ideatalento@yahoo.com, poniendo la palabra "uneabasto" en el asunto, Tel. 5171-1128 lunes a viernes de 11 a 15 hrs. Nos dará mucho gusto responder cualquier duda que usted tenga. Como apoyo a la comunidad se otorgará media beca para estudios psicológicos. Se les invita al taller de "Autoestima y proyecto de vida" que se llevará a cabo en la segunda quincena del mes de Julio.

Por: Editorial Uneabasto.com Todos los derechos Reservados MMXIII

Regresar a home-page