Mara Salvatrucha, símbolo de una nueva generación? Junio 3, 2011.

Uno de los terribles males que aquejan a la sociedad en varios países del continente Americano, llámese El Salvador, Guatemala, Ecuador, Honduras, México, Estados Unidos, Canadá y Alaska, son las denominadas gangas de los maras salvatruchas. Es un problema que día a día crece a pasos acelerados y que está afectando sociedades completas, porque jóvenes y niños se unen a las ya largas listas de integrantes de los maras. La historia de estas bandas, viene de varios años atrás, aproximadamente a mediados de los años sesenta en el Salvador, cuando en tiempos de problemas políticos y la guerra civil, comenzaron a unirse en las calles, pandillas de jóvenes que lo único que buscaban era darse a conocer como rebeldes, algunos, en calidad de refugiados, se trasladaron a los Estados Unidos siendo el centro, la Ciudad de Los Ángeles, California y la banda comenzó a crecer aún más, la Mara 18.


El nombre de “Mara Salvatrucha” significa: “Mara” se emplea en el Salvador para nombrar a gente alborotada. “Salva”, de salvadoreño y “trucha”, significa listo o espabilado. La zona de América de más afluencia por las maras, se localiza en las áreas fronterizas Ciudad Hidalgo-Suchiate y Talismán, así como en Puerto Madero, en Chiapas, y en los poblados guatemaltecos de El Carmen y Tecún Umán; los puntos más importantes en cuanto a presencia "salvatrucha" se localizan en Tapachula y Suchiate. El fin que persiguen cada una de las bandas, sean las más importantes y reconocidas por ellos mismos: la 18 y la 13, es subsistir y para ello lo que tienen que hacer es cometer ilícitos: robo, tráfico de drogas, fabricar o vender armas e incluso matar por negocio y a veces hasta se puede decir que por placer, lo que no hacen es violar, lo tienen prohibido.

Por supuesto no es nada fácil poder llegar a ser miembro de la MS, cada una tiene sus propias reglas y sobre todo una forma muy especial para probar que un chavo puede llegar a ser *Jomboy ó Jomi. Una de las pruebas que realizan a menudo, como iniciación, son las golpizas, al nuevo integrante, lo golpean y quién aguanta una buena cesión de golpes o se sabe defender de sus agresores, esta adentro; pero antes de llegar a ese punto, el “valiente” necesita pasar dos años en observación, luego los golpes y cuando pasa todo eso, se le da su número de la MS, el cual se tiene que tatuar en cualquier parte visible del cuerpo, como cara o frente. En la MS 18 el número 1 significa la madre y el 8 al padre. El nuevo integrante, tiene que olvidarse de la familia, aún más, si es que viven en la misma ciudad, desentenderse de papás y hermanos, a partir del momento en el que entran, son sólo ellos y nadie más. En el caso de la MS13 el aspirante, tiene que ser (1) brincado por tres miembros de la pandilla durante 13 segundos y aguantar con valor. Si el “nuevo” es de complexión robusta, es brincado por cinco, aquí lo importante es que sufra durante la pelea y así demostrar su valor.

Entre las principales reglas o mandamientos de la mara o barrio 18, están: no drogarse, no se permite la droga, no está permitido quitarle la (1) Jaina o Jonguer a un Jomi, no está permitido quitarse el número, inmediatamente que entras al Barrio 18 no cuenta tu familia y sobre todo, la más importante, sobrevivir (las demás reglas no se pueden revelar, estas son sólo algunas).


Los tatuajes son otra forma de expresión de los Maras, y cada uno tiene un significado en particular, por ejemplo:

Tres puntos: “Dinero, droga y mujeres”; se colocan en el antebrazo o entre los dedos pulgares e índice.


Calaveras: cada una, un asesinato; están en los tobillos.


Dos caras de payaso: tristeza por tiempo en la cárcel y alegría por el de libertad.


Lágrimas: A veces, cada una significa un asesinato; otros se las pintan para ganarse el respeto.


Cicatrices o quemaduras: aplicadas a quienes desertaron o como castigo por habérseles expulsado.

Los Maras, son el temor de los migrantes sudamericanos, ya que en el intento por cruzar la frontera del sur mexicano, los asaltan, los engañan para supuestamente cruzarlos, algunos llegan hasta asesinarlos; el lugar más peligroso es el área de las vías del tren e incluso el tren mismo, porque es muy común que algún mara se haga pasar por indocumentado y de esa forma asaltar a los demás; unos maras los avientan del tren en marcha, todo por resistirse o por mera diversión.

Así como la entrada a la MS es difícil, la salida es aún peor, y más si es por una traición. Si de la noche a la mañana ven a un miembro de la 18, en otra banda, el desertor se tiene que desaparecer al instante, porque en ese momento es considerado un traidor y lo “marcan”, se lleva una luz: luz verde – amenaza de muerte o luz roja – Muerte segura, no hay amenaza. A los que agarraron y apresaron tienen luz verde. Otro de los castigos son las (2) pechadas 3, 6, 8, 16 y 36… segundos. Después de estas, viene otro que se le denomina “Cigarro”, forma de llamar sutilmente a una golpiza propinada a un jomboy rebelde y que dura mientras un líder se fuma un cigarro; aquí si sobrevive, es un milagro.


La forma de comunicación entre bandas maras, son los (3) placazos que hacen por cualquier lado de las calles, con ellos, avisan, persiguen, amenazan y retan. Otra forma de comunicación entre ellos, son las típicas señas que hacen con sus manos y dedos, con esta forma de lenguaje pueden trasmitir unión, pelea, identificación, o simplemente una señal de que son maras.

(1) Jaina: Novia; Jonguer: Mujer de un mara. (2) Pechadas: Golpe de canto de mano en el esternón. (3) Placazo: Graffiti.