La impresionante historia de McDonald’s. Por: Juan José Ceballos/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle" Noviembre 7, 2018. Uneabasto.com

¿Quién no ha comido una hamburguesa de McDonald’s?. Diría que la mayoría de los mexicanos lo hemos hecho, aunque fuera una sola vez.

En 1985 cuando se abrió la primera franquicia de esta tienda en México; fue en el Pedregal de la Ciudad de México, había filas hasta de tres cuadras y la mayoría eran “gente acomodada”.

Recuerdo que, todavía hasta los 90’s, muchos se vestían con sus mejores trapos para ir a comer a McDonald’s.

Ya en los 2000 era claro el concepto que tenían, los estadounidenses por lo menos, de este restaurante. Para ellos, por el horario propio de comidas que tienen, es marcadamente un lugar para el almuerzo entre las 11 y las 13 hrs, sólo una comida rápida, mientras que muchos mexicanos la han tomado como comida principal.

Actualmente McDonald’s, es la mayor cadena de comida rápida del mundo; está presente en más de 120 países y cuenta con más de 30 mil restaurantes abiertos.

El país con un mayor número de McDonald’s es Estados Unidos, con más de 15 mil locales; el segundo mercado es Japón, con más de 3 mil locales; y el tercero es China, con más de 2 mil.

Pero, ¿qué hay detrás de esta cadena tan grande?

Se dice que la mayoría de las grandes empresas mundialmente exitosas, tienen un antecedente no muy honesto. ¿Habrá algo de cierto de eso en McDonald’s?

En su historia de 70 años de vida han existido muchos pasajes, por lo que se puede ver desde muy diversas aristas.

El caso McDonald’s es para un gran estudio, donde su análisis nos presenta una combinación de factores como ambición, visión, innovación, emprendurismo, inteligencia y éxito, pero también de conformismo, estafa, frustración, astucia y maldad.

Fueron los hermanos Maurice y Richard McDonald, quienes en 1940 fundaron una hamburguesería bajo el nombre de Bar-B-Q McDonald en San Bernardino, Cal., EE.UU., la cual ofrecía 25 platillos diferentes.

En 1948 los hermanos tuvieron una idea, “revolucionaria para su época”, que fue la semilla que geminó en el negocio que es ahora; ésta la aplicaron primeramente en lo que fue el primer McDonald’s propiamente dicho, en 1948.

El objetivo que tenían era “Acelerar el servicio, para reducirlo de 30 minutos a 30 segundos”. Para lograr esto “estandarizaron los procesos” en la cocina, convirtiéndola en una especie de “línea de ensamblaje” como las que Henry Ford había introducido en sus fábricas. Además, redujeron su menú a sólo 9 opciones, e introdujeron el concepto de “self-service”.

Con esto nació el concepto de “comida rápida”, aspecto en que los hermanos McDonald destacaron frente a la competencia, y que comenzó a ser noticia en diversos lugares.

En 1952 vendieron su primera franquicia y poco después entró en escena Ray Kroc, quien era representante de la marca de batidoras “Prince Castle Multimixer”, actividad que le había permitido conocer muchos restaurantes del país a los que ofrecía sus productos.

El encuentro entre ellos fue en 1954, cuando debido al crecimiento que estaban teniendo los McDonald, ordenaron ocho batidoras, lo que enseguida captó la atención de Ray Kroc.

En ese momento lo que le impresionó a Ray fue la rapidez con la que servían, su sistema automatizado para hacer las cosas rápido y la forma en que lucían los arcos de la “M” de McDonald arriba de una de las tiendas.

Los hermanos tenían cinco restaurantes, y no querían más porque decían que, con muchos se perdía el control de calidad.

Maravillado Ray Kroc con el concepto de negocios de los hermanos McDonald, se ofreció para trabajar como vendedor de la marca y expandir el negocio a nivel nacional.

A los hermanos les encantó la idea de la expansión, pero le dijeron que ellos no querían encargase de tal tarea y lo pusieron al frente de la expansión.

El asunto es que pasó de ser un empleado, a convertirse en el propietario y fundador del imperio de comida rápida McDonald’s.

¿Cómo sucedió esto? Los hermanos McDonald carecían de esa ambición (su sueño era llegar al millón de dólares antes de cumplir 50 años); pasaron de tener la mejor idea de la historia de comidas a la peor idea de los negocios.

Ray logró colocar varias franquicias en algunos estados; pero como su ambición era mayor, buscó en los bancos el financiamiento necesario, pero éstos se negaban a dárselo debido a que Kroc no tenía activos. Las propiedades del negocio eran de los franquiciatarios.

Fue entonces cuando apareció Harrison Sonneborn, quien le dio la idea de que fuera Ray quien adquiriera los terrenos para poner las tiendas, condicionando a los franquiciatarios a ponerlas en ellos. Con esto generaría un flujo constante de dinero por concepto de renta, además del control total del negocio.

Como la marca y el concepto ya tenían fama en el país, no le resultó difícil condicionar así las franquicias.

Al margen de los hermanos, Kroc creó su propia empresa Corporacion McDonald’s, para dar las franquicias. Con esto se convirtió en una de las inmobiliarias más grandes del mundo.

Desde entonces el verdadero negocio de la cadena McDonald’s no son las hamburguesas sino la renta de terrenos, con lo que Ray ya podía garantizar los financiamientos.

Por: Juan José Ceballos/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXVIII

Regresar a home-page