¿Cuántos Méxicos tenemos? Por: Juan José Ceballos/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Junio 14, 2016. Uneabasto.com

Sin el afán de presumir, les comento que a principios de este año tuve la oportunidad de visitar Roma.

Allá, haciendo fila para entrar al famoso Coliseo Romano, me tocó platicar con una pareja que estaba formada delante de mi; entre otras cosas me preguntaban que si era cierto que en México había mucha violencia porque ellos sabían que en Europa esa era la imagen que tenían de nuestro país. De momento me dio algo de vergüenza y un poco de coraje, y tardé en contestarles lo que pensaba y sentía yo de mi país.

Les respondí que si bien era eso cierto en alguna medida, eso era sólo una parte de México, que la mayoría de la gente, como empleados y empresarios, estudiantes y muchos más, nos ocupábamos en trabajar, en hacer negocios, en estudiar, en mejorar al país y a su gente, que lo que ellos sabían era sólo un México aparte.

Se les ocurrió preguntarme que, entonces, cuántos Méxicos había. No pude contestarles porque estábamos ya entrando al Coliseo; en ese punto nos separamos y nunca volví a verlos.

Ya de regreso a México vine pensando, en el avión, acerca de cuántos Méxicos podríamos identificar.

Por un lado existe el México de los malos, pero también está el de los buenos, que como dicen algunos, somos mayoría.

Existe el México de los ricos, los verdaderamente ricos, y el del resto de la población, donde también somos mayoría. Tenemos al que hasta hace poco era el hombre más rico del mundo, (ahora ya es el cuarto según Forbes) y otros que están muy cerca de él, y que no se gastarían su fortuna en muchas generaciones; en contraste, hay más de 15 millones de gente en extrema pobreza según la CONEVAL.

Tenemos también un gran sector de la población que está totalmente globalizado y en donde dominan los jóvenes, con sus tablets y Iphones, mientras que todavía tenemos casi cinco millones de analfabetas y muchos otros que no alcanzaron a protegerse del "apagón ..."

Mientras en el país las estadísticas anotan que hay mucha gente con sobre peso y obesidad, existe también un sector importante de mujeres y hombres que a través del ejercicio, de dietas, de la bulimia o la anorexia, están súper delgadas.

Geográficamente se podrían hablar de tres Méxicos, que aunque en ellos hay ricos y pobres, se distinguen por la riqueza que producen y por la distribución de esa riqueza. Hablaríamos del México rico, el norte del país; el de clase media, hablando del centro, y del pobre, el sur.

También podemos hablar del México de los mexicanos en el extranjero, los inmigrantes y sus familias radicadas de este lado de la frontera, y del resto de la gente que afortunadamente no hemos tenido la necesidad de emigrar para tener un trabajo.

Existe también el México de aquellos fanáticos del futbol, que llenan los estadios o que no se pierden un partido en la tele; de aquellos que sufren, se enojan y hasta se pelean con otros porque su equipo favorito perdió, y por otro lado, el México de aquellos que tienen o buscan otro tipo de distracciones o desfogues, donde caben los intelectuales, científicos, etc.

Efectivamente existen varios Méxicos, opuestos la mayoría de las casos, todos conviviendo en este hermoso territorio que colinda con Guatemala y Estados Unidos. Todos con su cultura o subcultura propia, sus problemas propios, sus valores y aspiraciones propios, etc.

Pero México no es el de la violencia, es mucho más y mejor que eso. Ya por las noticias sabemos que ésta no es exclusiva de nuestro país, otras naciones sufren y han sufrido quizá más que nosotros. El asunto es que muchos medios de comunicación locales e internacionales han convertido el caso de México en noticias amarillistas, que, por el rating, les generan mucho dinero.

Te invito, amigo detallista, a que acabemos con esa parte de México que nos opaca y desprestigia a nivel mundial, y no tanto por el prestigio que podamos tener si no porque daña directamente a muchos compatriotas.

Estoy muy seguro que la gran mayoría de los mexicanos queremos un solo México, en el que todos convivamos en paz, donde la riqueza del país alcance a todos, con líderes desarrolladores de su gente y políticos honestos.

Por: Juan José Ceballos/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page