Lo que está detrás de los negocios exitosos. Por: Pepe Couch/ revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Octubre 27, 2015.

Más que por intereses egoístas, los empresarios exitosos respondieron en su profesión a inquietudes e intereses internos, a una habilidad propia, a su esencia personal, a una oportunidad, etc.; en base a esto se fijaron metas y siempre mantuvieron la mirada en ellas.

Sabemos que toda persona exitosa cuenta con determinadas cualidades personales, las cuales se proyectan al exterior como fortaleza, ambición, autoestima, auto confianza, fe en la vida y en los demás, etc. Estas cualidades no las enseñan en ninguna escuela, las traemos en nuestra genética como herencia, las aprendimos de nuestros padres o las desarrollamos ya de adultos;

Estas personas no esperan a lograr sus objetivos para sentirse exitosos, se sienten así desde que emprenden su negocio, y eso mismo los lleva a lograrlo; son personas que en el fondo no aceptan un no como respuesta, no toman los rechazos a nivel personal, no ceden ante las tentaciones, no reaccionan ante las provocaciones, y como lo he dicho en ocasiones anteriores sacrifican el presente "en pos" de un futuro mejor. Se arriesgan y no temen perder porque saben que tienen en su interior "la herramienta del éxito"

Los negocios exitosos se hacen con la mente y con el corazón, con ideas y con coraje, con planeación y estrategias; es decir, desde adentro, porque dentro de nosotros está el ganador, el que tendrá éxito en la vida personal y de negocios, pero si permitimos que el miedo, la duda, el pesimismo, la desesperanza y hasta la arrogancia nos invada estaremos dejando que sea el perdedor el que predomine en nosotros"

Además de prepararte con la información necesaria en aspectos técnicos, sistemas y métodos que te ayuden a dirigir mejor tu negocio, invierte y trabaja en ti, busca la forma de fortalecerte como persona, trabaja en tu interior para poder relacionarte mejor contigo mismo, con la vida y con los demás. Busca herramientas personales que te ayuden a levantarse cuantas veces caigas, a ocuparte más que preocuparte, a insistir y persistir en tus objetivos, a aprender de tus fracasos y de las experiencias propias y ajenas, a entender el comportamiento de los demás, etc.

Por: Editorial revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXV

Regresar a home-page