Neoeconomía Mixta por Neoliberalismo. Editorial revista Candelero. Junio 3, 2014.

Suele decir la gente del campo que "en el camino, solitas se acomodan las calabazas" cuando se refiere a las que hayan quedado mal puestas en la carreta porque en el trayecto encontrarán el sitio adecuado para no caerse, siempre y cuando se avance con cuidado.

Y eso, precisamente eso, es lo que sucede con las Leyes Secundarias de las Reformas Estructurales, ultranecesarias para transformar y mover a México que avanzan en su proceso de aprobación en el Congreso de la Unión.

Podemos recurrir a la campirana idea de que "las calabazas se van acomodando" porque con sumo cuidado se avanza sobre el objetivo de que se aprueben todas las pendientes en este mes de Junio, incluidas por supuesto las correspondientes a la Reforma Energética-Petrolera que son, por todo lo que entrañan, las más peliagudas y las más controvertidas.

Con eso se tendrá la firme plataforma para fincar en ella el Plan Nacional de Infraestructura en el que se invertirán 7.7 billones de pesos y obviamente las estructuras de lo que bien podremos llamar Neoeconomía Mixta con Rectoría del Estado que ya de hecho está acordada entre el Gobierno del Presidente Peña Nieto y los cúpulos nacionales del Consejo Coordinador Empresarial que están conscientes y convencidos de que es lo más favorable para sustentar el desarrollo nacional con estabilidad social.

Se infiere que en forma paulatina se cumplirán y terminarán todos los compromisos contraídos que empezaron hace 30 años cuando se impuso el nefasto Neoliberalismo con el que se sustituyó nuestro tradicional programa de desarrollo que era el de Economía Mixta con Rectoría del Estado que nos permitió crecer anualmente hasta 9 por ciento y ahora nos tiene en el 1.5%.

Trasciende que el gobierno de Estados Unidos está de acuerdo en participar sin resquemores en lo que llamamos Neoeconomía Mixta con Rectoría del Estado porque hay claras evidencias de que el Neoliberalismo ha fracasado y generado una desigualdad brutal con un puñado de multimillonarios y más de 52 millones de mexicanos en la pobreza por lo que el país está peligrosamente agitado y eso no es nada conveniente para sus intereses.

Es obvio que para Estados Unidos lo más importante es que haya estabilidad social y política en los países con los que mantiene relaciones para seguir haciendo negocios y ganar dinero, máxime con México que es su vecino.

Por eso nos atrevemos a adelantar que el gobierno estadounidense no pondrá mayor objeción para que el Neoliberalismo empiece a terminar aquí al entrar en vigor las Reformas Estructurales de Peña Nieto y surja la Neoeconomía Mixta con Rectoría del Estado.

El Presidente Peña Nieto tras anunciar seis acciones para acelerar el crecimiento económico fue muy claro al opinar coloquialmente con matiz deportivo en estos tiempos de la Copa Mundial de Futbol ante los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial lo siguiente: "Los emprendedores y empresarios de México son los jugadores que necesita el país para competir, crecer y triunfar. El Gobierno tiene claro que quien crea los empleos, hace las inversiones e impulsa el crecimiento es el Sector Privado. Con la camiseta de México bien puesta juguemos en equipo y ganemos como Nación".

¿Verdad que no hay dudas sobre el buen futuro que se proyecta?

Por: Editorial Revista "Candelero". En colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXIV

Regresar a home-page