Recupera tu poder. Por: Juan José Ceballos/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Octubre 17, 2017. Uneabasto.com

¿Creerás que todo lo que nos pasa, bueno o malo, depende de nuestras actitudes?

A mí me costó mucho trabajo entender esto, pero es muy cierto.

Un poco tarde, pero al fin me di cuenta de que mi actuación diaria la manifestaba según mi estado de ánimo, y éste, a su vez, dependía mucho de si había dormido bien, si tenía hambre o si andaba con resaca. Cuando llegaban clientes a mi negocio, a muchos de plano les ponía mala cara.

Iniciaba mi trabajo dependiendo de ello, y observé que los días que andaba malhumorado por algo, no me iba tan bien como cuando andaba de buenas o ecuánime.

Después de muchos días de bajas ventas, de cometer errores y hasta de pelearme con mi pareja, aprendí que una mala actitud, además de bajarme la energía, me hace menos competente.

Las malas actitudes afectan directamente nuestro estado de ánimo, ese que requerimos para superarnos en lo personal y en los negocios.

Tomé conciencia de que los hechos y las situaciones que se me han presentado difíciles e incómodas eran porque les daba demasiado importancia y me dejaba afectar por ellas, enojándome y poniéndome de malas.

A ti, en lo personal ¿qué puede afectarte para tener una mala actitud ante lo que te sucede? ¿tu predisposición a exagerar los sucesos, problemas de salud, mal carácter, intolerancia o qué?

Ante tus problemas, ¿qué actitud tomas, de valentía, de víctima, de esperanza, de héroe?

Recuerda que nacimos guerreros; compitiendo fuimos los primeros en llegar al útero de nuestra madre, ahí nació la fuerza y el poder que todos llevamos dentro.

No te dejes llevar por algún dolorcito, cansancio o distracción, ¡despierta tu poder interno!

Por: Juan José Ceballos/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page