La prosperidad. Sentirse conectados con las riquezas. Por: Pepe Couch/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Uneabasto.com. Febrero 23, 2016.

La prosperidad es un concepto más elevado y amplio que las simples riquezas materiales y el dinero.

Ser próspero tiene que ver con Ser, más que con tener.

Sentirse prósperos es sentirse conectados a las riquezas y a la abundancia de la vida; es principalmente sentirse parte de ellas y merecedor de las mismas.

Ser prósperos es aplicar bien la poca o mucha inteligencia intelectual que tengamos.

Tiene que ver más con nuestra propia autoestima, la seguridad y la confianza de que la vida provee; es resultados de nuestras creencias, de lo productivas, rentables y convenientes que sean; de la calidad de las mismas; de una visión amplia de la vida.

Tiene que ver con la confianza que tenemos en nuestras habilidades y capacidades y en el aprovechamiento de ellas.

El dinero, por sí solo, tiene que ver con el tener; las riquezas tienen que ver con el sentir; la prosperidad se ubica en un nivel superior y tiene que ver directamente con Ser, con nuestra autoimagen.

Prosperidad ----Ser

Riquezas ------------- Sentir

Dinero/Cosas materiales -------- Tener


El sentirnos prósperos nos da riquezas

Una persona próspera cuando pierde, siempre gana, lo ve y lo siente así porque está consciente de que toda pérdida siempre trae una ganancia, se concentra en ella y la hace crecer, ve el lado opuesto de la pérdida; siempre gana.

La persona próspera entiende que toda situación "negativa" trae algo positivo, que toda pérdida trae una ganancia.

Estas personas saben que las "épocas de vacas flacas" son pasajeras, transitorias; saben que todo se da en ciclos, y con fe y paciencia se preparan para el siguiente ciclo porque saben que todo va y viene y que el siguiente ciclo será "época de vacas gordas".

Una persona próspera no pretende presumir ni ser más que otros; a diferencia de la gran mayoría de la gente que cuando pierden su capital y sus riquezas materiales personales nunca se reponen, la gente próspera es aquella que después de una crisis o de un fracaso se repone con el tiempo; siempre vuelven a tener lo que tenían antes y más aún, porque aprenden y capitalizan lo aprendido.

Son aquellas que cuando las tumban se levantan, y si los tumban 10 veces, 10 veces vuelven a levantarse; no se rinden, confían en la vida, en Dios, en sí mismos.

Todo esto porque su principal riqueza está en su mente, en sus ideas, sus creencias y en su seguridad.

Su mente es "la máquina generadora de riquezas". Este tipo de personas no buscan riquezas rápidas, aunque las llegan a tener.

Ser próspero es también, poder disfrutar lo que se tiene, lo que se ha logrado sin dejar de querer más. Es buscar ser mejor para tener mejores cosas. Es vivir con cierto nivel de inconformidad y de ambición sanos.

Una persona próspera se siente rica pero gasta y se endeuda inteligentemente; como los ricos (de acuerdo a su presupuesto), buscando el mayor rendimiento de su dinero.

Muchos ricos son prósperos; son ese tipo de ricos que aunque una crisis les quitara su dinero, con el tiempo lo volverían a tener y en mayores cantidades, porque el sentimiento de prosperidad lo traen hasta en la sangre.

El imán que atrae las riquezas a estas personas lo traen en la mente y en el corazón, en sus sentimientos y creencias y a través del tiempo lo transmiten a sus genes, y por supuesto a sus descendientes.

Por: Pepe Couch/ revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page