La habilidad de demostrar puntos de vista. Por: Pepe Couch. Noviembre 26, 2020. UneAbasto.com

Los principales enemigos de la asertividad son: el orgullo, la timidez, la arrogancia y la vanidad, la falta de autoestima, la pereza, etc.

Pero no hay que exagerar, debemos reconocer los límites de la asertividad. Llevarla al extremo puede hacernos caer en la intolerancia, y caerle mal a los demás.

Asertividad no es andar peleándose con todo mundo, tampoco es andar a la defensiva, ni mucho menos querer tener siempre la razón, ni andar corrigiendo siempre a los demás.

Ser asertivo es algo así como el equilibrio entre pelearse por algo y dejarse pisotear. Ninguno de los extremos es bueno; tanto el estilo pasivo como el agresivo generalmente fracasan en la vida. El primero se hace dependiente, el segundo es peligroso y conflictivo. Se recomienda trabajar para lograr el justo medio.

¿Cómo empezar a ser asertivo?

• Empiece reconociendo sus derechos:

> Derecho a decir ¡NO!

> Derecho a interrumpir para pedir explicación

> Derecho a sentirse mal y a pedir ayuda o apoyo emocional

> Derecho a equivocarse

• Defienda sus derechos

• Reconozca y respete los derechos de los demás

• Reconozca sus obligaciones

• Pida a los demás, de buena manera, que cumplan con sus obligaciones, si es que no lo han hecho

Beneficios de ser asertivo:

• Genera confianza/autoconfianza

• Protege la dignidad y la autoestima

• Generará más autoestima

• Reduce enfermedades al no quedarse con rencores ni resentimientos

La mejor técnica para ser asertivo es desarmar antes al otro con un cumplido o un reconocimiento de su labor, de su persona o de su tarea, para después pasar a expresar lo que necesitamos.

Por: Pepe Couch/ Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los Derechos Reservados MMXX

Regresar a home-page