México necesita "La reforma energética" para impulsar su desarrollo. Por: Abraham Mohamed / Revista Candelero. Febrero 5, 2013.

Por la maduración que lleva el proceso, por los reacomodos políticos que se han dado y además por las circunstancias económicas que se han agudizado, la Reforma Energética puede ser aprobada en el Segundo Período de Sesiones del Congreso de la Unión que empezó este 1 de Febrero.

Creo, como muchos, que para México y los mexicanos, eso es lo más conveniente para no quedarnos atrás en el desarrollo mundial a merced de los poderosos. Tenemos que impulsarnos echando mano en forma patriótica, de los enormes recursos petroleros con los que contamos y que no hemos aprovechado desde hace muchos años, por atavismo y por un tradicionalismo nacionalista que en este caso está fuera de discusión.

De que nos sirve gritonear que "PEMEX es de todos los mexicanos" si no tenemos los beneficios que la riqueza petrolera nos debe dar.

¡Sí!... ya sabemos que muy buena parte de las ganancias que produce el "oro negro" se la roban quienes detentan el poder federal, los funcionarios y líderes sindicales de la empresa en contubernio con contratistas particulares y hasta los simples trabajadores. ¡Sí!...también sabemos que la situación mejoraría si se metiera a la cárcel a los rateros y regresaran lo que se llevaron de PEMEX.

¡Sí!....estamos de acuerdo que debe hacerse una "purga" para eliminar a los holgazanes de la "burocracia petrolera" que suman miles y quienes fueron contratados con salarios fabulosos. Ellos cobran muchísimo más, con todo tipo de prestaciones, aplastados las 8 horas frente a un escritorio sin hacer nada, que lo que ganan los trabajadores operativos de las refinerías, de los pozos o de las plataformas marítimas.

¡Sí!... también estamos de acuerdo en que la empresa estaría en mejores condiciones si no se le exprimiera fiscalmente apoyando al gobierno federal en el gasto corriente. Y así podríamos seguir citando lo que ha perjudicado a PEMEX y por lo cual es una empresa con serias dificultades en vez de ser extraordinariamente rentable como son todas las que funcionan en el mundo, pero no vamos a continuar con eso. Debemos entender y aceptar que estamos a muy buen tiempo de sanearla, y por qué no, ¡hasta refundirla! en el buen sentido de la palabra para que vuelva a ser la empresa que surgió con el espíritu de la patriótica expropiación decretada por el inolvidable Presidente Lázaro Cárdenas.

¡Sí!... pero ahora adecuándola a los tiempos del Siglo XXI que se caracteriza por el capitalismo salvaje que campea por todos lados. Y estamos convencidos de que eso se puede hacer con los propios recursos de PEMEX, pero la traba está en que, para ello, se necesita reformar el Art. 27 Constitucional que en lo concerniente al tema dice: "Tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos o de minerales radioactivos, no se otorgarán concesiones ni contratos, ni subsistirán los que en su caso se hayan otorgado y la Nación llevará a cabo la explotación de esos productos en los términos que señale la Ley reglamentaria respectiva.


Y ya como un agregado le apuno que el mismo Art. 27 enseguida dice con referencia a la energía eléctrica: "Corresponde exclusivamente a la Nación generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer de energía eléctrica que tenga por objeto la prestación de servicio público. En esta materia no se otorgarán concesiones a los particulares y la Nación aprovechará los bienes y recursos naturales que se requieran para dichos fines".

Si el Pacto por México que inicialmente suscribieron los líderes del PRI-PAN-PRD y al que ya se sumó el PVEM tiene el propósito de entre ellos se acuerde lo que necesita el país para luego someterlo a consideración del Congreso de la Unión, ahí se debe allanar el camino hacia la obligada reforma del Art. 27 Constitucional con lo que tácitamente se aprobaría en las Cámaras la Reforma Energética del Presidente Peña Nieto. De darse esto, pienso que sería rechazada por el PAN y PRD la otra iniciativa de Reforma Hacendaria.

Se maneja la versión de gravar también con el 16% del IVA a medicinas y alimentos -con excepción de algunos productos de la canasta básica- lo cual no aceptarían los partidos opositores, máxime que sería muy perjudicial para ellos en vísperas de las próximas elecciones del 7 de Julio donde se elegirán Alcaldes y diputados locales en 14 Estados, incluido Baja California donde el gobernador es panista. Pienso que por lo mismo, ni al PRI le convendría presionar junto con el PVEM tal gravamen. La gente emitiría el voto de castigo contra quien se atreva a hacerlo. De llegar a presentarse las dos iniciativas en comento en este mismo Segundo Período de Sesiones del Congreso, pudiera pensarse en una maquinación operacional distractiva para sacar adelante la Energética, algo que pudiese ser real, siempre y cuando no se planchara previamente como creo que ya se avanzó en el seno del Pacto por México. También puede darse el caso de que la iniciativa de Reforma Hacendaria se entregue con otros planteamientos sin referencia al IVA. Para finalizar, aunque insisto en que la Reforma Energética puede ser aprobada por lo que le he dicho y más que no me atrevo a revelar, como quiera dejo constancia -por como son los políticos y sus conveniencias- de que todo puede variar en un parpadeo….así que más vale esperar.

Por qué la Alianza Pemex-Petrobras

Sería poco ético no reconocer que el gobierno mexicano empezó a buscar la forma de cambiar el sistema operacional de Pemex buscando una alianza con Petrobras a partir del primer gobierno panista de Vicente Fox y continuó con el de Felipe Calderón, pero nada se pudo concretar en sus doce años. En aquel entonces el Presidente brasileño Lula da Silva se abrió en muy buenos términos para poder crear una tercera empresa, asociándose Pemex y Petrobras con empresarios de los dos países para perforar pozos en aguas profundas, desarrollar refinerías y la industria petroquímica. Inclusive se pensó en utilizar la caña de azúcar para producir etanol y hasta biodisel, pero el propósito no avanzó porque se frenó en el Congreso mexicano. Con la creación de la tercera empresa se pensó que se le podía dar vuelta al Art. 27 Constitucional, pero no.

Resulta que ahora, que en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y del Caribe y la Unión Europea, realizada en Santiago de Chile, el Presidente Peña Nieto se reunió con Dilma Rousseff quien es la nueva Presidenta de Brasil y reveló que "acordamos establecer o explorar alternativas de eventuales alianzas estratégicas entre Pemex y Petrobras, las dos empresas nacionales que me parece tienen oportunidad de explorar posibles alianzas para distintos propósitos, como pueden ser intercambio de tecnología y desarrollo de proyectos compartidos". Dijo que también acordó con su homóloga brasileña "realizar muy pronto visitas oficiales recíprocas como una muestra del interés por estrechar aún más las relaciones bilaterales promoviendo además acercamientos y reuniones de empresarios de las dos naciones con la finalidad de incrementar los intercambios comerciales y un mayor fl ujo de inversiones". En pocas palabras yo le quiero decir que esto ya se había convenido entre los panistas Fox y Calderón con el entonces presidente Lula da Silva, pero repito, nada avanzó porque se frenó en el Congreso.

Creo que ahora con Peña Nieto en la Presidencia de México, la situación es muy diferente, porque desde el encargado de elaborar la Reforma Energética, o sea Pedro Joaquín Coldwell quien es el titular de la Secretaría de Energía, hasta nuestra embajadora en Brasil, Beatriz Paredes -ambos fueron líderes del PRI ¿le dice algo esto?- y los magnates del Consejo Coordinador Empresarial que encabeza Gerardo Gutiérrez quienes traen un apetito bárbaro de entrarle al negocio, ¿en el Complejo de La Cangrejera-Pajaritos? están afanados en hacer lo necesario para que el acuerdo de la Reforma se dé primero en el Pacto por México y luego se apruebe en el Congreso. A eso le añado, que los panistas, por boca de su líder Gustavo Madero se ufanan de ser ellos quienes tuvieron la idea de asociar a Pemex con Petrobras y por eso están más que dispuestos a apoyar la Reforma para que esa alianza se dé. De los perredistas solo le puedo decir que Jesús Zambrano sigue jaloneándose con algunos pejistas que siguen incrustados en su partido quienes lo acusan de claudicante, lo que obviamente no es porque mantiene firme su postura de izquierda dentro del Pacto por México, pero sin negarse por eso a apoyar lo que la Patria necesita para mejorar. Y eso es digno de reconocimiento.

Por: Abraham Mohamed / Revista Candelero. En Colaboración con Uneabasto.com Todos los derechos Reservados MMXIII

Regresar a home-page