Segmentación de mercados. La sofisticación de los gustos. Editorial Uneabasto.com. Julio 7, 2015.

La gran cantidad de productos que existen en el mercado y la abundante competencia en la mayoría de los giros y productos, ha creado un abanico de opciones y posibilidades muy amplio para todos los consumidores.

Lo anterior ha llevado a los consumidores a sofisticar sus gustos, preferencias y deseos; nuevas necesidades han surgido.
Igualmente se ha sofisticado la satisfacción de necesidades; muchas empresas fabrican diversos productos dentro de una misma línea.

Todo lo anterior ha llevado a las empresas a estudiar más a sus mercados, ya que en la mayor parte de los mercados las necesidades y deseos no son las mismas.

Esto es algo parecido a los cazadores de patos; antes, disparaban a ver a cuál le atinaban; muchas veces no conseguían nada, otras, conseguían un pato que no les gustaban.

Los depredadores más desarrollados seleccionan a su presa, esto les hace ser más efectivos.

¿En qué consiste la Segmentación de Mercados? Se trata de conocer más a nuestro mercado. La segmentación de mercados consiste en dividir nuestro mercado total en grupos más pequeños, más homogéneos (nichos).

Es una herramienta que usan los mercadólogos para dirigir sus estrategias de comercialización de sus productos.

Los criterios de clasificación para segmentar los mercados se basan en que no todas las personas tienen las mismas necesidades ni compran por las mismas causas, aún cuando estas parezcan homogéneas; es decir, que fueran del mismo sexo, la misma edad, el mismo nivel social y el mismo estado civil.

Los beneficios de la segmentación:

  • Se identifican mejor las necesidades de los clientes. Los negocios pueden crecer más rápido si logran posicionarse mejor con sus clientes actuales y potenciales.

  • Permite a las empresas diseñar programas, estrategias y acciones más acordes con su clientela, satisfaciendo en mayor grado sus necesidades.

  • Los negocios encuentran menos competidores en segmentos específicos.

  • Se pueden crear nuevas ventajas competitivas.

  • Fabricar productos que satisfagan necesidades más específicas y concretas de los consumidores.

  • Afinar mejor su puntería en los esfuerzos de comercialización.

Por: Editorial revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXV

Regresar a home-page