"... el menos común de los sentidos". Por: Pepe Couch/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Mayo 31, 2016. Uneabasto.com

Cuando era yo estudiante un maestro nos criticaba a todos los alumnos de que nuestro comportamiento era ilógico, que hacíamos muchas locuras, cosas que no tenían sentido, que por ser jóvenes nos faltaba actuar con sentido común; después de media hora de rollo generalizaba afirmando que "el sentido común era el menos común de los sentidos"

Todos lo tiramos de a loco, sin embargo, a través de los años me fui dando cuenta que él no estaba tan equivocado, y que la falta de sentido común no era exclusivo de algunos jóvenes.

Ustedes, amigos detallistas, se darán cuenta de ello; a diario escuchamos las noticias y nos enteramos de mucha gente "adulta" que comete actos que están fuera de lo racional, lo humano, lo legal, lo conveniente, etc.

El sentido común es ese sentido interno que nos dice espontáneamente aquello que conviene hacer, lo que es mejor hacer.

Lo opuesto al sentido común es la estupidez, aquella que nos hace actuar como animales, aquella que nos lleva a la autodestrucción o al daño. Dentro de las peores estupideces del hombre han sido las guerras, la creación de armas nucleares, el deterioro de la naturaleza, la pederastia, cualquier tipo de violencia, etc.

¿Que nos hacer perder el sentido común?

El egoísmo, la deshumanización, el no pensar en las consecuencias de nuestros actos, la ansiedad y la desesperación, los excesos de confianza, la rebeldía, la presunción, el exceso de ambición y de poder, los resentimientos acumulados, la ignorancia, la falta de respeto a nuestra persona y a los demás, pero sobre todo la irresponsabilidad y el sobreestimar nuestras capacidades.

Debemos poner bien los pies en la tierra, manteniendo nuestro corazón y nuestra mente en lo que hacemos, entendiendo siempre que la realidad es muy diversa, amplia y complementaria. El actuar en contra del sentido común va en contra de todos, nos pone en riesgo a todos, y las consecuencias también las pagamos todos.

En encontrar la forma de competir eficazmente.

Por: Pepe Couch/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page