Deja de sufrir. Por: Pepe Couch/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle". Agosto 9, 2016. Uneabasto.com

¿Por qué sufre la gente?, o mejor dicho ¿Por qué sufrimos? ¿Qué hace que nos sintamos mal, que lloremos, que nos angustiemos, que no podamos dormir bien y hasta nos enfermemos?

Veo a tanta gente que sufre que hasta parece epidemia. Algunos han sufrido tanto que parece que ya se hicieron adictos al sufrimiento, hasta lo gozan.

¿Quiénes son los que sufren? Todos sufrimos, unos por falta de dinero, otros por falta de pareja, de trabajo etc. Sufrimos porque nos sentimos abandonados, frustrados, rechazados y se nos cierra el mundo.

Otros sufren porque los despidieron en su trabajo y después de muchos años siguen cargando con esa pena; se llenaron de resentimiento y no han perdonado las ofensas.

¿Por qué sentimos miedo? porque se nos cierra el mundo. Cuando empezamos a oír del Brexit y de Donald Trump, muchos nos pusimos a temblar.

Exceptuando los casos crónicos que ya serían para un tratamiento médico, en la mayoría de los casos se trata de algo que, cambiando el enfoque, se puede dejar de sufrir, casi al instante.

La causa principal del sufrimiento es la incapacidad para superar las circunstancias traumáticas y las situaciones adversas de la vida. Esto se refleja por la falta de autoestima, no saber valorarse, fijarse más en los defectos que en las virtudes.

Los "sufridos" se concentra más en lo negativo que en la oportunidad y en el lado positivo. Mi abuela me decía "No te conectes con lo malo de las situaciones, éstas siempre las habrá, mejor trata de ver su lado positivo y enfócate en ello".

Ya hemos hablado de la dualidad de la vida, esa que dice que toda cosa buena trae una mala, y al revés, o mejor dicho, "cada problema siempre trae consigo por lo menos una solución, sólo voltea la moneda y verás que es diferente" hay una oportunidad,

Piensa que todo se da en ciclos, a uno bueno viene otro no tan bueno, y viceversa.

Por: Pepe Couch/Revista "El Comercio Tradicional al Detalle", en colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXVI

Regresar a home-page