¿Conoces el trastorno por Evitación de la Personalidad? Aquí sabrás si tienes tendencia a sufrir este problema o si ya lo padeces. Por: Dra. María del Carmen Domínguez / Revista Candelero. Julio 22, 2014.

El presente artículo está relacionado con las personas que presentan problemas para relacionarse con los demás, manifestando conductas evasivas para no comprometerse con sus semejantes.

Esto nos indica que la persona carece de autoestima, manejando mecanismos de negación no aceptando su realidad y tratando de vivir en circunstancias de fantasía.

Por lo tanto es conveniente que ustedes conozcan las características de esta conducta. La principal característica de este trastorno es un patrón general de inhibición social, sentimientos de inadecuación y una hipersensibilidad que comienzan en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta y que se dan en diversos contextos.

Los sujetos con este trastorno tienen la creencia de que el resto de las personas los juzgan o critican constantemente, por su aspecto o acciones. Esto hace que "eviten" cualquier situación en las que puedan ser criticados, volviéndose solitarios y reacios a relacionarse con otras personas.

Desearían poder tener estas relaciones, pero su complejo de inferioridad, que proyectan en los demás, se lo impide. Los individuos con este trastorno son desconfiados, pero esta desconfianza se debe más al miedo a encontrarse en un compromiso o a ser considerado inferior a los demás que al miedo a que las demás personas les hagan daño.

Cuando conocen a una persona, evalúan todos sus gestos y movimientos, interpretándolos casi siempre de forma negativa; este comportamiento suspicaz y tenso puede provocar las burlas y risas de los demás, lo que les confirma la idea que tienen sobre sí mismos.

Los comportamientos de evitación afectan negativamente en la actividad laboral, porque estas personas suelen eludir los tipos de situaciones que pueden ser necesarias para cubrir las demandas básicas de trabajo o para ascender.

El Trastorno de Personalidad por Evitación está estrechamente relacionado con los trastornos de ansiedad y en especial con la fobia social, por lo que podrían conceptualizar alternativas del mismo trastorno. Se debe destacar que tienen tendencia a la evitación muchas más personas de las que tienen un trastorno de personalidad por esta conducta.

La diferencia radica en el grado de gravedad en que está afectado el funcionamiento de un individuo en su vida diaria. La evitación se puede considerar un continum que va de lo sano a lo patológico. La personalidad con tendencia a la evitación está en el extremo sano, en tanto que el trastorno de personalidad por evitación está en el extremo patológico.

Características de la personalidad con tendencia a la evitación:

1.- Se sienten cómodos con el hábito y la rutina.

2.- Prefieren lo conocido a lo desconocido.

3.- Relación estrecha con la familia y/o pocos amigos íntimos; tienden a ser caseros.

4.- Sensibles y preocupados por lo que los demás piensan de ellos. Tienden a ser autoconscientes y temerosos.

5.- Muy discretos y precavidos en el trato con los demás.

6.- Se mantienen reservados, con una actitud de autocontención ante los demás.

7.- Tienden a ser curiosos y dedican mucho tiempo a los hobbies y aficiones.

Características del trastorno de personalidad por evitación:

1.- Exageran las dificultades potenciales, los peligros físicos o riesgos involucrados en hacer algo trivial pero ajeno a sus rutinas habituales.

2.- No tienen amigos íntimos o sólo tienen uno, aparte de los familiares de primer grado; evitan actividades que implican un contacto interpersonal significativo.

3.- Incapaces de involucrarse en relaciones personales a menos que estén seguros de que serán aceptados; muy reactivos a la crítica o la desaprobación. 4.- Miedo a quedar en evidencia al sonrojarse, gritar o mostrar ansiedad ante otras personas.

5.- Retraído en situaciones sociales por miedo a decir algo inadecuado o estúpido, o por ser incapaz de contestar a una pregunta.

6.- Poco constantes; les resulta difícil centrarse en tareas laborales o aficiones. La causa de este trastorno no está bien definida; pueden influir en ella una combinación de factores sociales, genéticos y biológicos.

El trastorno puede estar relacionado con factores temperamentales heredados.

Más específicamente, varios trastornos de ansiedad en la infancia y la adolescencia se han asociado con un temperamento caracterizado por la inhibición. Muchas personas diagnosticadas con trastornos de la personalidad por evitación han padecido experiencias traumáticas tempranas de rechazo por parte de los progenitores.

La necesidad de convivir con progenitores que los rechazan hace que estas personas sientan "hambre" de relaciones, pero su añoranza desemboca gradualmente en la creación de un caparazón defensivo contra la crítica continuada de los progenitores.

Lo característico de este trastorno es que los individuos que más tarde van a desarrollarlo se vuelven cada vez más vergonzosos y evasivos, sobre todo, al inicio de la edad adulta que es cuando las relaciones se hacen más importantes.

Hay algunas pruebas que mantienen que el trastorno de la personalidad por evitación va remitiendo con la edad, y cada vez se hace menos evidente.

La característica que tienen en común el trastorno paranoico de la personalidad y el trastorno de la personalidad por evitación es la renuncia a confiar en los demás; en el de evitación se debe al miedo al compromiso o a sentirse inferior a los demás.

Este trastorno de la personalidad debe diferenciarse de los cambios en la personalidad producidos por una enfermedad médica. También hay que distinguirlos de los síntomas que se pueden presentar en asociación con el consumo crónico de sustancias.

Si usted analiza su conducta y considera que alguna de estas características se presenta en su vida, es conveniente modificarlas.

En el próximo artículo comentaremos el tratamiento. Les agradeceremos sus comentarios y sugerencias a: ideatalento@yahoo.com

Por: Dra. María del Carmen Domónguez. Revista "Candelero". En colaboración con Uneabasto.com. Todos los derechos Reservados MMXIV

Regresar a home-page